Jump to content
char

Borges, el crítico de cine más despiadado

Recommended Posts

Sin desperdicio, humor borgiano del mejor.

image.png.db4f32fc28bf6e158865b0c243697c24.png

Citizen Kane

Revista Sur, número 83, en agosto de 1941:

"Citizen Kane (cuyo nombre en la República Argentina es El Ciudadano) tiene por lo menos dos argumentos. El primero, de una imbecilidad casi banal, quiere sobornar el aplauso de los muy distraídos. Es formulable así: un vano millonario acumula estatuas, huertos, palacios, piletas de natación, diamantes, vehículos, bibliotecas, hombres y mujeres; a semejanza de un coleccionista anterior (cuyas observaciones es tradicional atribuir al Espíritu Santo) descubre que esas misceláneas y plétoras son vanidad de vanidades y todo vanidad, en el instante de la muerte, anhela un solo objeto del universo ¡un trineo debidamente pobre con el que en su niñez ha jugado!

El segundo es muy superior. Une al recuerdo de Koheleth el de otro nihilista: Franz Kafka. El tema (a la vez metafísico y policial, a la vez psicológico y alegórico) es la investigación del alma secreta de un hombre, a través de las obras que ha construido, de las palabras que ha pronunciado, de los muchos destinos que ha roto. El procedimiento es el de Joseph Conrad en Chance (1914) y el del hermoso filme The Power and the Glory: la rapsodia de escenas heterogéneas, sin orden cronológico. Abrumadora e infinitamente, Orson Welles exhibe fragmentos de la vida del hombre Charles Foster Kane y nos invita a combinarlos y a reconstruirlo.

Las formas de la multiplicidad, de la inconexión, abundan en el film: las primeras escenas registran los tesoros acumulados por Foster Kane; en una de las últimas, una pobre mujer lujosa y doliente juega en el suelo de un palacio que es también un museo, con un rompecabezas enorme. Al final comprendemos que los fragmentos no están regidos por una secreta unidad: el aborrecido Charles Foster Kane es un simulacro, un caos de apariencias (corolario posible, ya previsto por David Hume, por Ernst Mach y por nuestro Macedonio Fernández: ningún hombre sabe quién es, ningún hombre es alguien). En uno de los cuentos de Chesterton -"The Head of Caesar", creo-, el héroe observa que nada es tan aterrador como un laberinto sin centro. Este film es exactamente ese laberinto.

Todos sabemos que una fiesta, un palacio, una gran empresa, un almuerzo de escritores o periodistas, un ambiente cordial de franca y espontánea camaradería, son esencialmente horrorosos; Citizen Kane es el primer film que los muestra con alguna conciencia de esa verdad.

La ejecución es digna, en general, del vasto argumento. Hay fotografías de admirable profundidad, fotografías cuyos últimos planos (como las telas de los prerrafaelistas) no son menos precisos y puntuales que los primeros.

Me atrevo a sospechar, sin embargo, que Citizen Kane perdurará como "perduran" ciertos films de Griffith o de Pudovkin, cuyo valor histórico nadie niega, pero que nadie se resigna a rever. Adolece de gigantismo, de pedantería, de tedio. No es inteligente, es genial: en el sentido más nocturno y más alemán de esta mala palabra".

 

CINE ARGENTINO

“Idolatrar un adefesio porque es autóctono, dormir por la patria, agradecer el tedio cuando es de elaboración nacional, me parece un absurdo”.

“Contestar a cuál es la peor película del cine argentino es muy difícil porque en ese sector hay muchos postulantes, quizás demasiados”.

 

NINI MARSHALL

“La peor intérprete argentina es Catita, quien me ocasionó especiales sufrimientos cuando cometí la equivocación de soportar parte de una película en que ella actuaba. Pero no es la única… también me agrada evitar a Pepe Arias, Libertad Lamarque y la tartamudez de Luis Sandrini”.

 

KING KONG (1933)

“Un mono de catorce metros de altura (algunos entusiastas dicen que quince), es evidentemente encantador, pero tal vez no basta. No es un mono jugoso; es un reseco y polvoroso artificio de movimientos esquinados y torpes. Su única virtud -la estatura- parece no haber impresionado mucho al fotógrafo, que se obstina en no retratarlo de abajo sino de arriba -enfoque a todas luces desacertado, que invalida y anula su elevación. Falta añadir que es jorobado y de piernas chuecas: rasgos que lo achican también. Un amor carnal o romántico por Miss Fay Wray perfecciona la ruina de ese gorila monumental y también la del film“.

 

LOS MUCHACHOS DE ANTES NO USABAN GOMINA (1937)

“Es indudablemente uno de los mejores filmes argentinos que he visto: vale decir, uno de los peores del mundo. El diálogo es del todo increíble. Los personajes -doctores, patoteros, compadrones de 1906- hablan y viven en función de su diferencia con el año 1937. No existen fuera del color local y del color temporal. Hay una pelea a trompadas y otra a cuchillo. Los actores no saben canchar, ni boxear, lo cual desluce un poco esos espectáculos”.

 

EL HOMBRE Y LA BESTIA (1941)

“Hollywood por tercera vez ha difamado a Robert L. Stevenson. Esta difamación se titula El hombre y la bestia: la ha perpetrado Victor Fleming, que repite con aciaga fidelidad los errores estéticos y morales de la versión (perversión) de Rouben Mamoulian”.

CHARLES CHAPLIN Y LUCES DE MI CIUDAD (1931)

“No me gusta Chaplin ni su sentimentalismo, pidiendo siempre compasión, rodeado de los malos actores que elegía porque quería ser y estar él ante todo. He preferido infinitamente a Buster Keaton y a los Hermanos Marx, inspirados creadores y protagonistas de una comicidad mucho más pura”.

“Charles Chaplin es uno de los dioses más seguros de la mitología de nuestro tiempo. Como cineasta, una porquería. Solo La Quimera del Oro era un lindo film porque estaba defendido de la fealdad por el paisaje de Alaska, con gigantes vestidos de pieles sobre un fondo de nieve. En las demás películas está rodeado de tachos de basura o de escenas lujosas igualmente horribles. Además siempre fue muy vanidoso. Trabajó rodeado de mascotas, no de buenos actores. Siempre quiso ocupar el centro de la escena. Solo a él hay que tenerle lástima. Es un personaje sentimental, los otros no existen. El cine ha progresado y Chaplin ha permanecido tan malo como al principio. Sus fotografías son igualmente espantosas”.

“Luces de mi ciudad no pasa de una lánguida antología de pequeños percances, impuestos a una historia sentimental. Hay películas reales, y las hay de voluntaria irrealidad. A este segundo género correspondían las travesuras primitivas de Chaplin, apoyadas sin duda por la fotografía superficial, por la espectral velocidad de la acción, y por los fraudulentos bigotes, insensatas barbas postizas, agitadas pelucas y levitones portentosos de los actores. City Lights no consigue esa realidad, y se queda en inconvincente. Su destartalado argumento pertenece a la difusa técnica conjuntiva de hace veinte años. Arcaísmo y anacronismo son también géneros literarios, lo sé; pero su manejo deliberado es cosa distinta de su perpetración infeliz. Consigno mi esperanza —demasiadas veces satisfecha— de no tener razón“.

 

MARTIN FIERRO (1968)

“La película no me interesó y tengo la impresión de que tampoco le interesaba al director. Desde luego, yo encuentro diversos errores en la película. Ante todo, la veo concebida como una suerte de comedia musical. Uno está oyendo continuamente ese tipo de música que ahora se llama folclórica, y cualquier persona que haya vivido en el campo sabe que pueden pasar meses sin que se oiga una sola guitarra”.

 

CINE FRANCÉS

“En general, prefiero el cine norteamericano a cualquier otro. El cine francés me parece una exaltación al tedio. Cuando estuve en París hablé con varios escritores franceses y les dije, con el inocente propósito de escandalizarlos, y además sin ser infiel a la verdad, que me gustaba más el cine norteamericano. Todos ellos coincidieron conmigo en que, si uno va al cine en busca de emoción y diversión, lo encuentra en el cine norteamericano. Dijeron que filmes como L’année dernière à Marienbad -basada en La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares- o Hiroshima mon amour, lo hacían por sentimiento del deber, pero que a muy pocos le gustan“.

 

EL DOBLAJE DE PELÍCULAS

“Oigo decir que en las provincias el doblaje ha gustado. Trátese de un simple argumento de autoridad; mientras no se publiquen los silogismos de los connaisseurs de Chilecito o de Chivilcoy, yo, por lo menos, no me dejaré intimidar“.

“También oigo decir que el doblaje es deleitable, o tolerable, para los que no saben inglés. Mi conocimiento del inglés es menos perfecto que mi desconocimiento del ruso, con todo yo no me resignaría a rever Alexander Nevsky en otro idioma que el primitivo. Esto último es importante; peor que el doblaje, peor que la sustitución que importa el doblaje, es la conciencia general de una sustitución, de un engaño“.

  • Like 4

Share this post


Link to post
Share on other sites

No vi todas las películas que menciona. Solo decir que El ciudadano, que vi de pibito y fue una de las que me dejó pensando, de esos dos argumentos que él señala, que habría que ver si son tales, el primero se reduce a la simple verdad que uno alcanza con la edad y reza: las cosas valiosas de la vida no se consiguen con dinero. Del segundo argumento, diría que más que un argumento es la herramienta utilizada por el escritor para armar la trama de la película.

También vi la película King Kong del 33 cuando era un pibito. Y siempre me conmovió el final, tanto que hoy en día es una película que evito. Y que lo que hace es mostrar la mierda que es el ser humano, no tiene otro elemento a destacar, y sí, es verdad que filmar al gorila desde arriba le quita perspectiva, pero hacer hincapié en eso y no en el sentido del film es propio de un boludo.

Agrego: El doblaje me parece imprescindible. El argumento que algunos citan diciendo que se pierde la originalidad es una pelotudez. Incluso me consta que muchos artistas de doblajes son mejores, o mucho mejores, que los originales que aparecen en la película.

Aquí debería existir una ley como en España, Italia, etc que obligue a mostrar las películas dobladas al castellano. Eso le daría trabajo a un gremio bastardeado por el chisme novelado de matiné.

Edited by Carpo
  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Carpo dijo:

 

Viejooooooooooo, tanto tiempo.😁

La verdad no me parece ni siquiera importate si a Borges le gustaron o no las peliculas, lo que me parece alucinante en el humor hijoputa que usa para describirlas, ej "No es inteligente, es genial: en el sentido más nocturno y más alemán de esta mala palabra"  “La película no me interesó y tengo la impresión de que tampoco le interesaba al director" ,“Es indudablemente uno de los mejores filmes argentinos que he visto: vale decir, uno de los peores del mundo." A mi me resulta muy gracioso y hasta de valor literario, me hace acordar a como trata a Daneri el personaje de el Aleph.

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 6 minutos, char dijo:

Viejooooooooooo, tanto tiempo.😁

La verdad no me parece ni siquiera importate si a Borges le gustaron o no las peliculas, lo que me parece alucinante en el humor hijoputa que usa para describirlas, ej "No es inteligente, es genial: en el sentido más nocturno y más alemán de esta mala palabra"  “La película no me interesó y tengo la impresión de que tampoco le interesaba al director" ,“Es indudablemente uno de los mejores filmes argentinos que he visto: vale decir, uno de los peores del mundo." A mi me resulta muy gracioso y hasta de valor literario, me hace acordar a como trata a Daneri el personaje de el Aleph.

Sí, es verdad, jugaba mucho con las palabras y la estupidez del que lo podía leer/escuchar, grupo en el que me incluyo. Esas expresiones que citás las he pasado por alto en pos de intentar dar un opinión de dos películas. También pasé por alto la crítica a Chaplin, que la pienso parecida, pero no por eso le quito el grandísimo mérito que tuvo: Uno de los grandes del humor y el humanismo en el cine.

Siempre me pregunto si Borges hubiese sido el mismo de haber podido garchar más! 🤔😄

  • Haha 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

No estoy de acuerdo con todas las opiniones de Borges.... pero ¡que genial manera de expresarlas!

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 53 minutos, char dijo:

Viejooooooooooo, tanto tiempo.😁

La verdad no me parece ni siquiera importate si a Borges le gustaron o no las peliculas, lo que me parece alucinante en el humor hijoputa que usa para describirlas, ej "No es inteligente, es genial: en el sentido más nocturno y más alemán de esta mala palabra"  “La película no me interesó y tengo la impresión de que tampoco le interesaba al director" ,“Es indudablemente uno de los mejores filmes argentinos que he visto: vale decir, uno de los peores del mundo." A mi me resulta muy gracioso y hasta de valor literario, me hace acordar a como trata a Daneri el personaje de el Aleph.

Una vez en la radio citaron algo asi de Borges:

"Esta obra ciertamente tiene partes que son interesantes y originales. Las originales no son interesantes y las interesantes no son originales."

  • Haha 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Leí muchas criticas en este tono que hizo sobre literatura, sobre escritores y sobre obras. Esas también son graciosas pero más interesantes, porque era lo suyo. Igual siempre disfruto leer estas cosas, o ver entrevistas, me gusta su sentido del humor.

Estas sobre cine (como otras que leí sobre música, el tango en especial) no son para tomarlas en serio, aunque estén en parte justificadas o tengan validez o simplemente uno comparta su mirada. 

Era más darse el gusto de opinar con liviandad y cierta malicia sobre temas que no eran de su real interés. Casi nada fuera de la literatura (en todas sus variantes), la filosofía, la historia y la lingüística, lo era.

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 3 horas, Carpo dijo:

Agrego: El doblaje me parece imprescindible. El argumento que algunos citan diciendo que se pierde la originalidad es una pelotudez. Incluso me consta que muchos artistas de doblajes son mejores, o mucho mejores, que los originales que aparecen en la película.

No veo pelis dobladas, no lo soporto. Pero no veo razón de que no exista la opción, para quien si le guste, de hecho en la mayoría creo la hay. 

Dentro del doblaje claro hay niveles, para mi era mucho mejor el las décadas pasadas, más neutro, hoy en día a veces por la tele engancho alguna peli y los giros son cada vez más regionales, dependiendo de que productora los hizo.

Cada paso que se aleja del neutro me resulta más insoportable. Ver a Tom Cruise en pantalla y escucharlo decir  "No manches" o "Cabrón" es una experiencia horrenda.

Y por cierto, otra cosa muy importante y que cualquiera puede comprobar cambiando las opciones sin dejar de ver la peli, el sonido ambiente se empobrece y mucho al salir del audio original.  

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me encanta el humor de Borges, podes coincidir o no con el en las películas pero tiene una forma de escribir en la que siempre deja deslizar su critica u observación graciosa de las cosas, y  por sobre todo de los humanos.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Desde el vamos, coloca a Buster Keaton en el lugar que merece. Y qué importa lo que escribe en comparación a cómo lo hace. Lo leo y disfruto de su pluma, lo que menos me importa es su opinión, aunque seguro que acierta de plano en todo.

Charlé un par de veces con Borges, un tipo muy agradable y educado. Estuvo perdidamente enamorado de una pianista que era vecina mía y que no le dió pelota. Me enteré cuando ambos ya habían fallecido, por medio de la hija de la pianista.

Un genio JLB. 

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

No me interesa si le gustaron o no, me interesa que sigue escribiendo fenomenal incluso en críticas de cine.

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

×
×
  • Create New...