Jump to content

La Envidia Mata (reprise)


Recommended Posts

  • Administrador

Siempre quiso ser piloto.

Desde chico soñaba con comandar una aeronave militar, de esas con alas en V y motores que escupen fuego.

Soñaba con viajar a la velocidad del sonido. Poder. Altura.

Pero no tenía ni el talento, ni la capacidad, ni los medios. Era un perfecto hombre normal. No tenía esos reflejos finos, ni esa vista perfecta, ni esa calma como para pensar fríamente en momentos críticos. Simplemente...no tenía lo que hacía falta para comandar una de esas naves.

Entonces a medida que la ventana de oportunidad se cerraba, se abría la puerta de la envidia.

Y comenzó a envidiar a todo aquel que pudiese hacer lo que él no podía.

Al chef que cocinaba manjares.

Al actor que ganaba un Oscar.

Al músico que arrastraba multitudes.

Todos eran "chotos, malos...llegaron ahí porque pusieron guita!" - decía a viva voz a quien quisiera escucharlo.

Pero claro...los principales blancos de sus descarnadas críticas eran los pilotos.

Sus comentarios al viajar en avión eran del tipo: - "qué choto, juaaaaa...mirá cómo aterrizó...debe haber roto la suspensión" - "y claaaaaaro...esto no es turbulencia, es el salame del piloto que no sabe manejar"

La envidia lo carcomía. Como un cáncer. Como una mancha de tinta en el agua. Hasta que comenzó a trastocar su percepción...la envidia era tan fuerte que comenzó a expandirse hacia afuera de su cuerpo en forma de ondas energéticas negativas...como una especie de telekinesis maligna.

Y cuando envidiaba a alguien de manera particularmente profunda, esas ondas que emanaba alcanzaban a la víctima y la dañaban.

Pero claro, no se daba cuenta, porque en el fondo no era mala persona.

Hasta que un verano su familia le regaló pasajes para visitar Miami. Un vuelo que soñaba desde chico. Se preparó a conciencia. Trató de calmarse y disfrutar del viaje.

Pero a mitad del vuelo, sobrevolando centroamérica, comenzó la turbulencia. Y su envidia comezó a afluir.

- "ves, piloto del orto...no sabe ni llevar bien el avión"

- "este tipo es una joda, dónde aprendió, por correo???"

Sus críticas aumentaban más y más...y su cuerpo empezó a emanar esas ondas negativas telekinéticas...cada vez más, y más...hasta que alcanzaron la cabina del avión.

Los investigadores determinaron, meses después del accidente, que la causa del mismo no fue un fallo mecánico, ni un error de los pilotos...lo sorprendente fue descubrir que tanto el piloto como el copiloto habían muerto por un paro cardíaco, y que eso causó la catástrofe.

Link to comment
Share on other sites

×
×
  • Create New...