Jump to content

La nueva Luthería en Argentina


Recommended Posts

  • Administrador

Desde hace unos años estamos experimentando una explosión de nuevos luthiers  (principalmente de instrumentos eléctricos de cuerpo sólido, aunque hay muchos también que construyen fantásticos instrumentos acústicos).

Este “boom” de constructores de guitarras y bajos se debe principalmente a tres razones:

La disponibilidad instantánea y gratuita de información en Internet.

La proliferación de cursos de luthería accesibles.

La relativa simpleza de construcción de ese tipo de instrumentos, comparados con instrumentos acústicos o de caja.

Hasta hace pocos años, los luthiers de renombre eran generalmente pocos y con carreras extensas y años de experiencia, lo que los ponía en un nivel de Maestros frente a alguien que recién comenzaba y debía hacer “pasantías” como aprendiz antes de largarse solo y tener su propia clientela. Incluso se decía que se recibían de verdaderos luthiers cuando construían instrumentos acústicos.

Ahora todo esto aparentemente ha cambiado. La tecnología, la información, la disponibilidad de datos y materiales hizo aumentar de manera exponencial la cantidad de luthiers de una nueva escuela basada en el aprendizaje mediante la conectividad digital.

Pero todo tiene su lado positivo y negativo.

Lo positivo es que ahora el músico puede elegir entre mucha más oferta, hay mayor disponibilidad de estilos de instrumentos en construcción, originales o réplicas. Esto hace que la competencia diversifique los precios y uno pueda elegir entre varios valores diferentes según sus posibilidades.

El lado negativo es que ahora es difícil, para un cliente no especializado, separar a un Maestro de un aprendiz, ya que ambos se muestran y promocionan usando los mismos canales (redes sociales) y básicamente ahora el cliente debe preocuparse más por hacer una investigación exhaustiva de los trabajos previos del luthier a considerar, y muchas veces esa información no es completa o es incorrecta.

Hoy en día un cliente puede acceder instantáneamente al trabajo de un luthier que se halle, por ejemplo, en otra ciudad; pero quizás no pueda experimentar de primera mano sus construcciones y deba confiar en lo que se muestra en las redes.

Y eso, sabemos, puede ser un arma de doble filo.

SI yo pudiese sentarme y probar instrumentos de cualquier luthier, podría determinar sin problemas quién construye como a mi me gusta. Pero si quiero un instrumento de un luthier que vive lejos, debo investigar, consultar, ver videos, fotos, etc…cosas que pueden ser ciertas, o pueden estar manipuladas digitalmente para aparecer mejores de lo que son.

Si, en la luthería también hay de ese tipo de personas.

Yo he experimentado de primera mano este efecto “photoshop musical” al haber visto en foto y video trabajos increíbles de un luthier, y al toparme con el instrumento real, darme cuenta de que estaba lejos de lo que se mostraba en esas fotos.

Y también me he cruzado con trabajos de luthiers desconocidos por mi que eran realmente excelentes, especialmente en las Exposiciones que se suelen realizar.

¿A qué se debe esto?

¿Poco filtro?

¿Demasiada gente nueva sin experiencia queriendo volar sin haber aprendido a aterrizar?

La mejor manera de enterarnos de qué es lo que piensan los Maestros Luthiers acerca de estos temas es preguntarles directamente a ellos.

Así que les envié un pequeño cuestionario a algunos de los luthiers argentinos más reconocidos (la mayoría de ellos también enseña) para pedirles su opinión. Todos estos luthiers gozan de gran renombre y sus trabajos hablan por sí mismos. Obviamente son sólo unos pocos dentro de todos los grandes luthiers argentinos, pero vale el ejemplo.

Con ustedes, las preguntas y luego las respuestas de los Luthiers:

Julio Malarino

Fanta Beaudoux 

Pablo Fiorucci

Sergio Nigrelli

Ariel Santanera

Pablo Lojo

Ivan Bulecevich

Diego Nedbal

Javier Diliberto

Francisco Frugoni

Y también la opinión del especialista en instrumentos vintage Anton Chalbaud

 

Cuestionario

 

1- ¿Qué opinás acerca del “boom” de nuevos “luthiers” que están apareciendo, provenientes de los cursos de luthería que se ofrecen?

2- ¿Qué opinión te merece el hecho de que debido a esta sobre-oferta, los valores de los trabajos más sencillos como calibración y mantenimiento de instrumentos sean extremadamente variables, y cómo determinarías si alguien está capacitado para atender un instrumento de alto valor, sin riesgo para el cliente?

3- ¿Qué pensás acerca de que alguien sin experiencia alguna ofrezca sus servicios de construcción de instrumentos utilizando el título de “Luthier” sin haber pasado antes un período de “aprendiz” bajo las órdenes de un luthier experimentado?

4- ¿Qué podrías decirnos acerca de cómo un músico debería seleccionar a su Luthier de cabecera?

5- ¿Qué consejo le darías a una persona que acaba de terminar un curso de luthería, con respecto a cómo continuar su carrera?

 

Respuestas de los Luthiers

 

Julio Malarino

1- Varios factores son afectados con el crecimiento del oficio: Al aumentar la cantidad de luthiers, simplemente por comparación y competencia natural, el nivel crece. El mercado se expande con amplitud de ofertas. El efecto del conocimiento compartido es multiplicador, cada vez son más los que trabajan en alto nivel. A nivel regional e internacional, el país se empieza a volver referente de luthería de calidad. 

2- El negocio de la música es enorme e involucra músicos de niveles muy dispares, lo mismo ocurre con la luthería en mucha menor escala. Es coherente que un luthier recién iniciado atienda a un músico recién iniciado, y ambos aprendan juntos en el camino. Así como alguien con mucho desarrollo musical pueda ser atendido por un luthier que esté a la altura de sus necesidades.

Hoy no existe una entidad que regule nuestra actividad en el país y cada uno es responsable de su autoevaluación. Entonces, desde El Virutero trabajamos para formar colegas ambiciosos en la búsqueda de la alta calidad, inteligentes en su formación, eficientes en sus técnicas y responsables en su trabajo.

3- Eso es producto de la falta de experiencia, y no me refiero exclusivamente al oficio, quien se da a conocer, se promociona y se expone. El punto está en lograr la distancia entre el trabajo y la persona, y conocer cual el nivel real (del trabajo). Si ofrece lo que realmente se hace, y es sincero y coherente, no veo inconveniente en la oferta de trabajo de una persona con poco tiempo en el oficio.

4- Así como elige profesor de guitarra, una pizzería favorita o lo que sea: prueba por recomendación –preferentemente de alguien de su confianza- y confirma o descarta por experiencia propia. Debería encontrar a alguien que cumpla con sus requerimientos y que proponga una instancia superadora ofreciendo lo que el músico necesita y no pudo ver, que esté abierto a escuchar y romper sus estructuras cuando sea lo correcto, que esté acorde a sus posibilidades económicas y que, con el tiempo, permita que se genere una relación de confianza y beneficio mutuo.

5- Que disfrute y ame apasionadamente su oficio. Que comprenda que nunca se termina de aprender, que se mantenga en una capacitación constante. Que gane experiencia trabajando –gratis para amigos, parientes, etc.-, que sume experiencia y capacitación para volverse profesional, y cuando lo sea que respete su trabajo, lo haga cada vez mejor, lo cobre bien y sea responsable en sus compromisos. Que busque colegas y comparta conocimiento. Y que cuando esté listo, enseñe y lo transmita. Mi experiencia en la docencia me ha hecho notar que siempre el que enseña es el que más aprende, y en general el alumno es quien le enseña.

 

Pablo Fiorucci:

1. Creo que siempre está bien que aparezcan camadas de nuevos luthiers, siempre el oficio crece a partir de la competencia bien entendida, no hay por qué tenerle miedo a esa situación, las escuelas cuando trabajan correctamente favorecen el crecimiento de todos y de paso combate el "hacer la plancha" de los que llevan ya algunos años en esto.

2. Quizás es punto dos es el más peligroso de todos, yo puntualmente no doy cursos o clases exclusivas de calibración (ojo, no tiene que ver con una cuestión de no fomentar éstas situaciones, es sólo decisión en lo que a mi  trabajo se refiere)  ;  creo que ahí es donde te podés encontrar con tipos que sin ninguna experiencia se largan a trabajar, definitivamente el riesgo casi total está del lado del cliente, personalmente creo que la aparición de esos personajes me terminan beneficiando a la larga.

3. La persona que encarga un instrumento se guía por comentarios, el boca a boca o el seguimiento en las redes del luthier con quien quiere trabajar, es bastante fácil identificar en primera instancia quién tiene más experiencia y quién recién arranca. en mi caso fue fundamental para mi desarrollo trabajar un tiempo con una persona que ya tenía una basta experiencia en el rubro.

4. No hay una receta, tiene que ver con la confianza, a veces con las recomendaciones de colegas, comentarios en los foros, trayectoria, seriedad a la hora de realizar un trabajo cumpliendo con los tiempos pactados, y definitivamente tiene que haber un feeling entre el músico y el técnico,  es super necesario que así sea.

5. El consejo es el que les doy desde el primer día que entran a mi taller, sean responsables con el oficio, capacítense, lean, trabajen , hagan violas y arreglos para los amigos, gratis; cuando hayan pasado varias violas por sus manos arranquen como corresponde, no mal vendan su trabajo, sean serios.

Personalmente estoy bastante atento a  los alumnos que pasan por el taller y realmente apuntan a seguir con el oficio, hago un seguimiento , no me pasa por el costado que alguien que haya aprendido conmigo esté haciendo lío por ahí.

Una última cosa, todo tiene que ver con la persona que enseña, si ellos ven que cuando lijan quedan rayones y yo los paso por alto van a hacer lo mismo porque creen que es lo correcto, o si me ven riéndome de un cliente porque lo tengo 3 meses para entregarle una calibración van a incorporar esas situaciones como normales o risueñas a la hora de trabajar en un taller, si desde el primer minuto se trabaja correcta y responsablemente ,lo más probable es que cuando decidan largarse es porque están completamente seguros de lo que están haciendo.

Lamentablemente la peor parte se la lleva el cliente desprevenido o el que decide pagar $300  un trabajo que vale $1000.

Vuelvo a repetir, el improvisado me favorece; lo único que trato de cuidar es la imagen creciente y profesional que está consiguiendo el oficio aquí en el país.

Me parece que el mandado, improvisado, irresponsable o como quieran llamarlo está más atado a las calibraciones y el mantenimiento, son los menos los que hacen desastres en la construcción.

Última aclaración , la mayoría de los colegas que dan cursos de calibración se encargan de aclarar que la capacitación está orientada a poder resolver algunas situaciones  en sus propios instrumentos y no como una salida laboral inmediata.

 

Sergio Nigrelli:

1- Me parece perfecto! ...yo tengo una escuela.

2- Todos pagamos un derecho de piso, la experiencia bien aprovechada nos hace fiables. El Músico tiene que investigar bastante.

3- Más que aconsejar a que se armen de experiencia para tomar trabajos importantes no puedo hacer, y me remito a la respuesta anterior.

Yo doy mí información, no puedo ser responsable sobre lo que se haga de ella. Generalmente la emplean muy bien, teniendo en cuenta que quien entra a estudiar lo hace con vocación.

4- Escuchar recomendaciones de colegas.

5- Que haga un par de instrumentos más en su propio taller, que descule sus propios instrumentos hasta que se sienta seguro.

Igual mi escuela "Escuela de Luthería Ituzaingó" cuenta con un respaldo y es material de consulta de los alumnos desde que egresan hasta que se arman de experiencia. Llevé el tiempo que lleve este proceso.

 

Eduardo “Fanta” Beaudoux:

1- Cuantos más seamos es más sencillo salir de burros.

2- Si vivís arriba de un árbol, o en la casa de tu mama, o alquilas un local hay una variación de los costos que tenés que cubrir. Me parece lógico por esta razón, que haya variación en los precios.

3- Cuando empecé, no sabía nada ni había aprendido nada e hice Tórax.

4- Hoy en día y creo que siempre el Luthier tiene que saber tocar y tener experiencia en tocar en vivo y así poder entender al músico, sus necesidades y requerimientos.

5- Tiene que comprender que sigue sin saber nada (igual que yo) y que es un oficio que avanza y se modifica todos los días.

Esta profesión no es aburrida. La guitarra tiene muy pocos años de vida y la luthería "de las guitarras" es un arte moderno, el cual recién se empezó a comprender. Es uno de los mejores oficios, no esta todo hecho y se aprende día a día.

 

Ariel Santanera:

1- Obviamente uno al dar clases de luthería termina generando competencia, pero cuando yo

comencé lo que sería mi segunda etapa como luthier (tengo una etapa previa durante los 80s) lo

hice directamente haciendo foco - no en construir - sino en la docencia (por la insistencia de dos

personas que deseaban cursar). Me tocó ver en la última MM2017 que exponían varios ex alumnos míos. 

Ahora, si tenemos en cuenta que conmigo en estos últimos 10 años se formaron 500 alumnos (algunos muy buenos pero que lo hacen por gusto o en escala pequeña), la cantidad de quienes llegaron a ser visibles es apenas el 1,5% y esto habla del talento que ellos mismos encerraban y su habilidad para exteriorizarlo y proyectarse.

2- calibrar no es tan sencillo. es sencillo siempre y cuando se entienda la lógica del funcionamiento interactivo del tensor y el entrastado. Pero calibrar bien es casi una tarea de detective, de observación y deducción (interesante...). Lo que haría para determinar la idoneidad de alguien sería ver como se desenvuelve en su taller, si lo tiene ordenado, si es cuidadoso, si es tranquilo o nervioso (si es nervioso lo descartaría), también descartaría a alguien que habla por demás, o con soberbia (en este rubro algunos se venden como Da Vinci o David Copperfield.

3- Lo terrible en ese caso es que, justamente habiendo tanto buen luthier que tiene expuesto sus trabajos en la web, alguien elija confiar su instrumento a alguien sin referencias porque le queda cerca... pero bueno... este país tiene un problema con ese asunto de "elegir bien"... 

4- Si el tema es por una construcción, creo que un músico podría trabajar con varios ya que no todos encaramos de la misma manera una construcción, hay luthiers especialistas en necktru, otros en construcciones tipo PRS, otros son mas innovadores y conceptuales (Galasso por ejemplo), otro son afines a las maderas caras y vistosas, otros se especializan en réplicas de una u otra corriente, otros tienen diseños propios con raíces clásicas, futuristas, otros buscan dos o tres sonidos determinados como objetivo final. Ahora, en el tema reparaciones, yo lo haría con quien pueda tener buen diálogo, alguien que me escuche, que no me queme la cabeza hablando de sí, o de lo mal que me hizo el trabajo el luthier anterior (me molesta mucho... un plomero o mecánico... lo que fuera, echándole  la culpa o bardeando al anterior... un indicador de no poder manejarse en el presente).

5- Algunos cuando se vienen a anotar me preguntan "¿esto tiene salida laboral?"... la verdad que para mi lo único importante es ver si esto puede apasionarte y si llegás a ponerle pasión a lo que hacés. Eso te genera el deseo permanente de seguir aprendiendo de vos mismo y de los demás. Descollar o no pasa mas por el carril de la inteligencia para insertarse pero eso también significa a que  A VECES tengas que ceder algo, hacer alguna concesión: no hacer exactamente lo que deseabas, apurar los tiempos, postergar tus deseos. Después hay un tema que podemos manejar hasta ahí y es el contexto de país. Hay momentos en que el país te ayuda y entramos en abundancia, movimiento y efervescencia y hay momentos en que no.

 

Pablo Lojo

1- Me parece perfecto, pero todos tienen que tener en cuenta que para fortalecerse en el oficio de la Luthería se necesita mucha practica y hacer cosas por si solos después de realizar el curso. Se lo digo a todos mis alumnos. 

2- También doy cursos de mantenimiento y calibración los cuales son muy bien recibido por la gente. Pero lo mismo que en la respuesta anterior, se requiere de practica sobre varios instrumentos para afianzarse en calibraciones y mantenimiento, otra cosa es el reentrastado y trabajos que requieren mas conocimiento y practica. Nadie de la noche a la mañana puede ser especialista en calibrar una viola. 

3- Hay mucha gente talentosa y otras que no. Como pasa en todos los rubros. No creo que sea conveniente para esa persona ofrecerse como luthier sin tener los conocimientos y practica para realizar instrumentos, es contraproducente para su trabajo ya que esa guitarra es la que va a hablar de el como luthier cuando un músico la toque y si el instrumento no esta a la altura no va a prosperar. Creo que antes hay que trabajar duro para perfeccionarse y después con seguridad le va a ir bien el el rubro. 

4- Creo que por alguna recomendación de algún colega y después por afinidad con el mismo. 

5- Como le digo a todos mis alumnos, que hagan instrumentos, que se manden todas las cagadas que sean necesarias para perfeccionarse y que siempre traten de emular la calidad de instrumentos grosos. Que le metan pasión y ganas que todo llega en la vida. Que la luthería antes de ser un trabajo tiene que ser tu pasión y amar a los instrumentos y después si todo va bien se va a transformar en tu trabajo. 

 

Francisco Frugoni

1- Creo que hay de todo, refiriéndome tanto a alumnos como maestros. Gente que es excelente haciendo lo que hace como gente que no cumple con los requisitos mínimos para enseñar.

2- Utilizaría el famoso boca en boca para decidir a quien mandarle mi instrumento. Si trabajé bien para muchas personas que conozco, seguramente lo haga conmigo. Y si, salvo contadas excepciones, los más caros suelen ser los mejores. 

3- Creo que el concepto maestro/aprendiz es tan arcaico como pagar el salario con sal. Hoy toda la información del mundo está al alcance de la mano y no hace falta más que paciencia, determinación, tiempo y perseverancia (además de un mínimo de talento y algo de dinero) para lograr convertirte en lo que te propongas. 

4- Depende de si es para construcción o mantenimiento de instrumentos. Debe buscar el perfil que más se asemeja a lo que necesita, y si su bolsillo puede afrontarlo, adelante.

5- La Luthería es un trabajo 24/7 si querés realmente lograr la excelencia. Tenés que estar dispuesto a dejar todo lo demás y dedicarte 100% al oficio. Si no, vas a quedar en el camino. 

Ah, y preparate para superar las frustraciones constantes. Como diría Murphy: Si algo puede salir mal, va a salir mal.

 

Ivan Bulecevich y Diego Nedbal de BN Guitars

1- Que son eso, “luthiers”, y que les falta experiencia ya sean salidos de un curso o que recién empezaron solos por su cuenta.

2- Que es malo para los luthier que tienen experiencia ya que deben acomodar sus precios a la oferta nueva de menor calidad ya que muchos de los clientes no distinguen entre una calibración de luthier y una de una casa de música.

3- No importa si fue bajo la supervisión de un Luthier o por haber aprendido de autodidacta, ya que hoy en día toda la información está disponible online. Lo importante en este oficio es la experiencia, prueba y error. La supervisión de un Luthier sirve para acelerar el proceso de aprendizaje. Y si alguien sin experiencia alguna ofrece sus servicios con el título de Luthier es un chanta.

4- Cualquier músico que conozca su instrumento va poder distinguir claramente un trabajo bien hecho, ya sea una calibración como un instrumento de luthier. Ante la duda…es como cualquier otro oficio…yo si puedo voy al medico que la mayoría recomienda.

5 - Que sigan haciendo experiencia… y que tengan un plan B.

 

Javier Diliberto

1-  Este  hecho ha engrandecido a la profesión. Ha brindado mayor experiencia fáctica a las nuevas camadas de estudiantes, creando nuevos ciclos de luthiers bien encaminados. Se ha agrandado oferta y demanda de instrumentos de autor, así como las información, agentes especializados , etc.

Con el aumento de nuevos talleres el luthier está más cerca al músico . 

Toda buena enseñanza engrandece a las sociedades. La información acorta camino, más si viene de la mano de un buen maestro. Es la historia aquella que nos ha permitido progresar, sin ella seria un eterno comienzo.  

 2-  La cotización del trabajo tiene enormes variables (oferta y demanda, posicionamiento de la marca, estructura y experiencia, condiciones generales del país, etc); esto produce las diferentes ofertas poco homogéneas en los precios. Seguramente en alguien con poca experiencia y demanda es probable que el precio sea menor. Con el aumento de experiencia, estructura y demanda los precios irán aumentando según las posibilidades del mercado en el que nos movamos .

Si tuviese un instrumento de alto costo económico o afectivo que necesitase ser reparado, valoraría las recomendaciones de personas de las cuales respete su opinión y merezcan mi confianza. Aunque también tendría muy en cuenta los siguientes puntos:

- Es de suponer que la mayor experiencia y conocimiento debería derivar en un buen trato al instrumento.

- Es de importancia que el cliente tenga una buena comunicación con el luthier que haya elegido para el trabajo, mejor aún si hay afinidad; cuanto mayor entendimiento de las partes es más probable llegar a un mejor trabajo; por ejemplo: la calibración también esta determinada por el tipo de técnica y pulsión que el ejecutante utilice, sin este dato el trabajo podría quedar incompleto.

- Cada uno de los Luthiers tenemos un fuerte en nuestro trabajo, por lo cual, quien esté interesado en que su instrumento quede lo mejor posible debería ver qué luthier es el determinado para arreglar el tipo de problema que tenga el mismo.

 - Una estructura preparada para esta función específica, seguramente también influya en el resultado final.

3- No todos tienen la posibilidad de trabajar previamente con una guía experimentada. A mi parecer, este hecho no determina el resultado final del instrumento. 

Probablemente un nuevo "luthier" no tenga la sensibilidad de alguien experimentado, por lo que hay cierta probabilidad de que el resultado final de alguien sin experiencia sea azaroso.

He probado instrumentos de nuevos constructores sin experiencia de maestro, muy buenos y viceversa.

El vocabulario está siempre en constante movimiento. La palabra luthier no siempre significó lo mismo, ni tampoco describió lo mismo. Hoy esta palabra determina más una cuestión de posicionamiento y marketing que una descripción. 

4- Yo buscaría fundamentalmente: el buen trato, la afinidad y el entendimiento (que son fundamentales), así como buenas referencias. Tendría en cuenta lo ya descrito en la pregunta “2" y trataría de ver trabajos que haya realizado el luthier en cuestión.

5- Es fundamental trabajar la sensibilidad, la comprensión y la paciencia; seguir en la búsqueda y nunca dejar de estudiar. 

Lo que el tiempo te brinda es irremplazable, experiencia en el área del conocimiento y en el campo motriz.   

El trabajo del luthier no sólo comprende la experiencia con los instrumentos; (el objeto) es ante todo una vivencia humana, arte, ciencia, técnica mística, sentimientos humanos, relaciones entre personas y con los objetos, historia, etc...y como tal deberíamos poner ante todo el respeto y el amor que esto se merece, para hacer de nuestra profesión y lugar algo grandioso.  

 

Anton Chalbaud, Experto en Instrumentos Vintage

“Hoy por suerte hay muchos profesionales excelentes para poner a punto o reparar instrumentos de todo tipo en el país. Pero creo que es muy difícil encontrar alguien que haga TODO perfecto. Me refiero a que sea excelente pintando, reparando, entrastando, y todos los “andos” que puedan estar involucrados en el trabajo que haya que realizarle al instrumento. Por eso al momento de elegir con quien encarar un trabajo en un instrumento vintage o exclusivo, busco quien creo que resolvería mejor la parte mas importante de lo que hay que hacer, y también quien es el indicado en términos de tiempos y el tipo de trabajo a realizar. Y muchas veces es sano separar en distintos profesionales lo que haya que hacer, sobre todo si es una restauración.

Para poner un ejemplo, si necesito alguna reparación de electrónica, suele ser algo de bajísimo riesgo y costo si sale mal, y que hay muchísima gente que lo sabe hacer, por lo que lo haría con el que me diga que lo puede revisar mas rápido y que este geográficamente cerca; pero si lo que tengo es un instrumento con algún problema de pintura, ya es otro perfil totalmente distinto de profesional - especialmente si es un instrumento vintage - y ya no me interesa tanto que quede mas lejos ni si tengo que esperar 3 meses para tener el trabajo terminado, el riesgo es alto y solo quiero asegurarme que quede bien.

Creo que lo mas importante es tener referencias reales de la persona a la que le vamos a encargar el trabajo, y acordar claramente los tiempos y los valores del trabajo. La mayoría de los problemas entre clientes y luthiers pasan por mala comunicación, muchas veces seguida de malas decisiones por parte del luthier por no consultar al cliente. 

Hoy con internet y las redes sociales hay foros como Musiquiatra.com y grupos en Facebook en los que uno puede consultar por experiencias con Luthiers y encontrar al profesional adecuado, pero es importante hablar con gente que tenga experiencia de primera mano y haya sido cliente realmente del profesional que estamos evaluando, y no dejarse influenciar por las docenas de opiniones infundadas - buenas y malas - de personas que solo leyeron en internet algo sobre ese luthier pero jamas le encargaron un trabajo.”

 

Corolario

 

Estamos ante una era fantástica de la Luthería en Argentina. Disponemos de una amplia variedad de ofertas, desde instrumentos básicos y utilitarios hasta obras de arte increíbles.

El instrumento de luthier ha madurado al punto tal en el que ya no es percibido como “la alternativa económica a la Gibson que no puedo comprar” sino que tiene su propio lugar, y muchos músicos profesionales que poseen instrumentos de marcas famosas, usan construcciones de luthier simplemente porque les resultan más adecuadas a sus necesidades.

Los instrumentos de los luthiers más reconocidos tienen buen valor de reventa y dejaron de ser una compra forzosamente para siempre…ahora muchos compran y venden estos instrumentos al igual que se negocian instrumentos de marcas famosas.

Es difícil encontrarle lo negativo a esto, lo único que podemos remarcar es lo ya antes mencionado: Se hace difícil determinar a la distancia quién es bueno y quién no ya que la mayoría de los luthiers se dan a conocer por las redes sociales y eso impide el probar de primera mano la realidad y calidad de dichos instrumentos, en el caso en que nuestro luthier seleccionado esté lejos.

El hecho de que el músico deba preocuparse en chequear y definir bien si el trabajo del luthier elegido está a la altura de sus expectativas, es un pequeño precio que hay que pagar por tener semejante variedad, cantidad y calidad de oferta.

No todo es rosa. Como pasa en cualquier otro rubro, vas a encontrar buenos, malos, mediocres y excelentes luthiers…y, como pasa en cualquier otro aspecto de la vida, la calidad se paga.

Hay muchos pseudo-luthiers que sólo hicieron un curso corto y ya se promocionan como los nuevos D’angélico. O gente que sólo miró un tutorial en Youtube y ofrece el servicio de calibración y puesta a punto de guitarras.

Obviamente este tipo de comportamiento sucede en todas las profesiones, desde mecánicos hasta reparadores de celulares.

Como en todo rubro, la recomendación, la experiencia de otros clientes y el historial de trabajos van a hablar más que una buena foto subida a Instagram. 

Y un último consejo: Si soñás con la Gibson o la Fender…comprate primero la Gibson o la Fender. La guitarra de luthier no es un sucedáneo de lo que no podés comprar, es en muchos casos el siguiente escalón. El instrumento de luthier es ese que vas a encargar cuando lo estándar, lo de serie, lo normal ya no te satisfaga y desees ir un paso más allá hacia lo original, o quieras personalizar un diseño clásico.

En todo caso…nunca se vivió una época así. Disfrutémosla.

Link to comment
Share on other sites

Muy buena reflexión, Ariel.

Los que vivimos épocas donde ni había Luthiers, no podemos estar más que contentos por tanta oferta variada.

Y respecto a la calidad, hay para todos los gustos y bolsillos.

Igual noto que la mayoría son replicadores de Tele/Strato.

No veo muchos Luthiers haciendo guitarras estilo Gibson de nivel igual a una Gibson de serie; menos de nivel custom shop.

También sigo pensando que el factor precio es determinante, incluso en las guitarras de Luthier más caras.

Para que pagar 4000 dólares por una Fender custom shop, si X te hace una de la misma calidad por 2500/3000?

Como sea, hay mucha oferta.

Bienvenida sea!

Link to comment
Share on other sites

Es muy interesante lo que está pasando con la luthería en Argentina. El año pasado encargué mi primera viola de luthier nacional, que espero recibir en los próximos días. En mi caso me ayudó a decidirme el hecho que un amigo mío (que es músico profesional) me dio excelentes referencias. Por otra parte, personalmente pondero a los luthiers que tienen modelos propios, por sobre las reproducciones de modelos de marca. Lo que aprendí del proceso son dos cosas: hay que tener paciencia (los tiempos son largos) y tener plena confianza en el luthier (uno paga un instrumento que no se puede probar previamente). Y una cosa más: un instrumento de un luthier reconocido con buenos materiales no necesariamente es más económico que un instrumento de marca usado en ARG. En unos días podré decir si valió la pena ?

Link to comment
Share on other sites

Muy interesante el tema, yo no vivo en capital y recientemente compré una guitarra de Luthier. No la pifie, ya que investigue de los distintos trabajos hasta que llegue a tener la información que necesitaba. Igualmente comprar sin probar es un riesgo aún en instrumentos de serie.

Link to comment
Share on other sites

La verdad es que el post es super interesante. Creo que muchos no participaron por la nueva interfaz y porque hay otros (me incluyo) que no podíamos loggearnos. No creo que sea por lo extenso. 

Yendo al tema, también hay que tener en cuenta a los formadores de opinión. Muchos de ellos bien objetivos y encaminados a que uno conozca cada  producto/luthier de la mejor manera pero intentando que uno también saque sus propias conclusiones; y otros formadores, que quizás en cambio, le tiraron un mango extra y te terminan hablando maravillas de una viola de origen ruso (?) o de luthieres medio pelo pero que están mega inflados...para el inexperto es algo que tira mucho este tipo de opiniones lamentablemente. Y por eso es muy difícil de separar la paja del trigo... 

El resto, coincido en que es una gran era para la Argentina en cuanto a la construcción de instrumentos de calidad realmente superlativa. 

Saludos! 

Edited by sebasnov
Link to comment
Share on other sites

  • Moderador Jefe

Esta muy bien explicado y bajo diferentes puntos de vista.

En todos los casos, abunda la profesionalidad,  la sinceridad y la responsabilidad etica, por lo que pude apreciar.

Y si, quizás más enfocado al que realmente está interesado por la luthería desde el enfoque del aprendiz hacia lo que los maestros pueden opinar, más que del cliente que pretende encarar un trabajo, salvo que realmente desee conocer a fondo la manera de pensar y de encarar el trabajo que pueda tener su futuro luthier.

Si tuviese la idea de encarar la construcción de un instrumento, seguramente volveria a leer todo tres veces al menos.

Link to comment
Share on other sites

Este foro es un verdadero lujo; al menos para burros como yo que estoy aprendiendo todo. A pesar de mis casi 57 años, empecé hace muy poco a tocar y aprender música. A pesar de eso, he tenido la inmensa suerte de haber podido comprar (en GC USA) una Stratocaster American Standard y una SG Standard. Era necesario gastar semejante cantidad de plata para un verdadero principiante? Si, porque ser músico fue el sueño de toda mi vida y de chiquito soñaba con tocar una de esas guitarras, y afortunadamente las pude comprar antes de que las achaques de la edad se apoderen de mis articulaciones y mis sentidos. Llegaron tarde? Nunca es tarde. Si para ser músico, no para darme el gusto en vida, que por razones que no vienen al caso, nunca me pude dar.

En mi caso particular y como explicaron por ahí, no podría encargar una guitarra de luthier si todavía no se explotar al máximo las virtudes y las cualidades de mis instrumentos de afamada marca. Como le explico a un artesano/maestro de la lutheria, como los que escriben arriba, que sonido quiero para mi guitarra si todavía no se cuanto jugo le puedo sacar a las que tengo?

Es un tema del que prefiero escuchar y leer en vez de opinar una bo..dez.

Excelente señores. Gracias a todos por enseñarme algo todos los días

  • Like 4
Link to comment
Share on other sites

Excelentes las notas (o las respuestas al cuestionario) y el corolario.

Yo empecé a tocar hace casi 25 años en Entre Rios, la primer guitarra yamaha que me compré vino muy descalibrada de fábrica y con problema en la electrónica. Por problema de oferta lutheril en la región, la tuve que usar un tiempo así hasta que decidí meter mano, sin conocimiento, sin internet y sin nadie que me acesore. Obviamente que no hice mas que cagadas, pero aprendí algunas cosas.

 

Hoy en dia eso no pasa y hay que celebrarlo. No solo hay profesionales al alcance de la mano, además hay info a disposición en foros y redes, de gente que comparte y responde desinteresadamente, para el que tenga alguna duda antes de meter mano o decidir que hacer.

 

Link to comment
Share on other sites

Recién veo esto, estoy medio perdido en el foro nuevo, como todos calculo. Cuento una pequeña anécdota de alguien que vive en un pueblito del interior.

Soy otro  que ha sufrido grandemente la escases de luthiers, primero en Entre Ríos y ahora en Sauce Viejo, Santa Fe. El año pasado, después de mil años de darle vueltas al asunto, me decidí a encargar una viola. Cero oportunidad de probar, termine solicitando los servicios de Marcelo Carro, por disponibilidad (vive relativamente cerca), porque le lleve un par de trabajos y me gusto mucho la prolijidad, y porque me pareció un tipo serio y responsable, en el trabajo en si y en los plazos.

El problema apareció enseguida: a la semana de tener la viola la humedad santafesina (solo los que conocen esta zona saben lo que es, no he visto nada igual) hizo estragos y la viola empezó a trastear. Me había pasado con las otras guitarra que tengo, pero nunca de una forma tan notoria. Que hacer? Llevarla de nuevo? Se me hacia imposible, por laburo, por un par de problemitas de salud. Llevarsela a otro luthier de Santa Fe? A los que probe no les llevaria ni una Sx. Calibrarla yo? Nop, ni en pedo. 1/4 de vuelta al alma, cuerdas un toque mas alta y casi cero trasteo, pero no volvio a andar lo bien que anduvo al principio. 

La guitarra es divina (pesadita, pero divina), suena bárbaro, cada tanto me cebo con encargarle otra porque fue una linda experiencia, pero siempre me hecho atras por lo mismo: de no vivir en la misma ciudad que el luthier, cosa de tenerlo a mano, no volvería a hacerme otra. 

 

Link to comment
Share on other sites

Muy bueno esta bueno ver como luthiers con mas años y otros nuevos, si bien se pueden detectar diferencias de criterios en muchos otros puntos hay sinilitudes y eso denota que al menos existe una linea o estetica de trabajo. Me parece genial que sigan surgiendo nuevos luthiers, siempre que hay competencia mejora la prefesion y se pone la vara mas alta.

Edited by FacundoSerafini
Link to comment
Share on other sites

Doy mi humilde opinion y experiencias.

 

Primero, creo que siempre es positivo que haya mas variedad porque la oferta levanta la calidad (con el tiempo) no solo en en el servicio sino en la atencion, algo que antes no era tan comun. Cualquier cosa hoy en dia se sabe. La comunicacion paso a ser fundamental. Un buen luthier que no informa a su cliente o que no cumple con los plazos es candidato a perder frente a otro tipo de igual calidad pero mejor atencion.

 

Tambien creo que algo positivo es que acorto las distancias. Antes habia pocos luthiers y para llevarle las violas habia que hacer travesias. Hoy en dia, seguro que hay uno cerca de tu casa auque sea para un laburo menor o de emergencia.

 

Bien, consecuencia de esta explosion es lo que pusieron mas arriba. Cualquier se hace llamar luthier.

 

Hace poco de vago nomas, tenia que hacer un laburo simple. Trastes filosos de un mango chino que habia comprado. Se lo mande a un pibe muuuy cerca de mi casa. Primero fui habiendole confirmado en el dia y no estaba. Arrancamos mal. Bue, se lo llevo y cuando me lo llevo, el laburo no estaba bien. Algo basico, simple. Matar el filo y redondear los bordes. Y no estaba bien. 

 

La experiencia se nota y pesa a la hora de la verdad. Daniels, a pesar del desastre que es , me salvo una viola necktrough que se me habia doblado.  Tardo 6 meses entre que me atendio la madre, el, y mil cosas mas. Putee de lo lindo, pero lo salvo. 

 

Creo que con el tiempo deberiamos estar mejor todavia cuando toda esta camada, ya se haya equivocado mil veces y haya hecho mil violas y reparaciones.

 

Ojala siga asi, no solo en lutheria sino en toda la industria.

Link to comment
Share on other sites

Muy interesante, buena predisposición de lo maestros que se coparon en responder. Creo que todo oficio se merece su debido respeto. Por ahi de valientes, de emosion, de oprtunismo o no se que, muchos son luthier sin un minimo de experiencia. Creo que hay que generar una conciencia con respecto a las artes y/u oficios. Donde se respete la musica como madre de todo el entramado de fabricacion. Y como todo el tiempo es el gran filtro. Un abrazo y a seguir aprendiendo. 

Link to comment
Share on other sites

hace 12 minutos, Patricio73 dijo:

tl;dr 

Ojo con los "Luthieres", a mi uno me mandó a tornear un floyd rose 0km para que afinara porque no lo sabia setear; gracias a dios le hice caso a mis amigos y no al luthier con décadas de experiencia.

A un tornero no le gusta esto! ?

Link to comment
Share on other sites

Me pareció excelente la info, pero creo que es la dinámica de pregunta y respuesta y la extensión le jugó en contra. Sobre todo si estas desde el celu. Me lo leí todo, pero me costó. Obviamente, la calidad de los comentarios es lo que importa, a mi me gusta mucho leer que opina el que construye, ya que humaniza a la persona que construye. Muchas gracias Ariel!

Link to comment
Share on other sites

Me cuesta encontrar la thread nuevos, se mezclan con los viejos. Es tiempo de adaptación. 

Los del interior estamos complicados, pero en mi caso, por ser zurdo y no conseguir la guitarra que me gustaba, de un buen nivel, terminé encargando a luthier. Estoy en la espera, ansioso, pero contento, me ha mandado fotos y videos, mil mensajes, la atención excelente. Cuando la tenga les cuanto. 

Link to comment
Share on other sites

En 23/5/2018 a las 21:19, Ariel Pozzo Seredicz dijo:

Y un último consejo: Si soñás con la Gibson o la Fender…comprate primero la Gibson o la Fender. La guitarra de luthier no es un sucedáneo de lo que no podés comprar, es en muchos casos el siguiente escalón. El instrumento de luthier es ese que vas a encargar cuando lo estándar, lo de serie, lo normal ya no te satisfaga y desees ir un paso más allá hacia lo original, o quieras personalizar un diseño clásico. 

Este consejo es importantisimo pero muchos no le dan bola. Se necesita experiencia con instrumentos diferentes entre sí para uno comprender mejor que es lo que busca. Si te comés esta etapa es probable que el instrumento que te haga el luthier no te termine de cerrar, y a veces se termina bardeando gratuitamente al luthier cuando no es culpa de él si vos mismo ni sabes lo que queres.

Desde el punto de vista de la marca, tarde o temprano, la marca en el clavijero te pesa mas y empezas a tener dudas y ves sombras y fantasmas en el instrumento que te mandaste hacer cuando muy probablemente sea autosugestion.

Lo mismo aplica a amps, por ej. encargar un tipo jcm800 cuando nunca tocaste con uno y despues te das cuenta que no es el sonido que tenias en la cabeza o que para usarlo en tu pieza no garpa.

  • Like 1
Link to comment
Share on other sites

  • Administrador
En 30/5/2018 a las 11:47, Andres Trapani dijo:

Me pareció excelente la info, pero creo que es la dinámica de pregunta y respuesta y la extensión le jugó en contra. Sobre todo si estas desde el celu. Me lo leí todo, pero me costó. Obviamente, la calidad de los comentarios es lo que importa, a mi me gusta mucho leer que opina el que construye, ya que humaniza a la persona que construye. Muchas gracias Ariel!

Si, es una pena que uno deba escribir pensando en que va a ser leído en un celular, arriba de un colectivo o tren.

Honestamente dudo que acepte semejante condicionamiento. Si hay interés, siempre va a haber tiempo de leer en la compu al llegar a casa.

Link to comment
Share on other sites

  • 1 month later...

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Restore formatting

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

×
×
  • Create New...