Jump to content

Diez consejos para quien desea ser músico profesional


Recommended Posts

Aviso, es largo de leer.

 

Esto fue escrito por un productor que conozco, Emiliano Canal, propietario de un sello independiente de música electrónica, en el año 2005. Puede estar desactualizado pero sirve.

 

Debería ser tenido en cuenta por todo el que quiera trabajar con la música, pero nunca está de más que sea leído por quienes no lo pretenden.

 

Si sólo te considerás un hobbista o mero espectador, puede que algunas cosas te jodan.

 

Van en dos tandas de 5 puntos cada una

 

 

 

1) Si hablamos del “negocio de la música” (o music bussiness) entonces se aplican las mismas reglas que rigen cualquier otro negocio (o bussiness)

 

Hay muchas maneras de hacer música, o cualquier otro arte. Una es la forma amateur/ terapéutica/ como hobbie, en la cual uno simplemente practica el arte por el mero hecho de hacerlo (y/ o para impresionar chicas como mucho) y el resultado es secundario. Pero si uno quiere vivir de la música, o al menos tener una carrera decente, hay que entender que hay que tomarla como UN TRABAJO, entendiendo que hay ciertos códigos básicos como los siguientes: Ser serio, ser responsable, llegar a horario (si siendo cadete te echan si llegás tres horas tarde, ¿por qué te lo deberían consentir en un laburo de músico?), cumplir lo que se promete, tener los conocimientos básicos necesarios, cables de repuesto, etc. etc. Suena simple, pero por alguna razón los músicos que aspiran a ser profesionales sueñan con ser exitosos y al mismo tiempo creen que las cosas que acabo de enumerar sólo deben ser aplicadas por los que estudiaron márketing y laburan de traje. No es así. Así como el panadero vende pan uno vende su música, y así como el panadero no puede hacer el pan que se le canta sino el que le pide el mercado (los clientes que le compran el pan) el músico tiene que tomar en cuenta al que está del otro lado (los clientes que le compran la música). Es fácil planear tu carrera en tu habitación, pero el mundo que está ahí afuera va a ser un poco menos comprensivo que tu mamá. Hay que ser duro.

 

 

 

 

2) No es buena idea ir por ahí hablando mal de las discográficas, SADAIC, las radios, etc. 

 

Y menos que nada sin tener idea. ¿Qué pensarían de un jugador de fútbol que aspira a ser profesional mientras habla pestes de la AFA, la FIFA, los árbitros, la selección nacional y todo el que tenga que ver con el fútbol profesional? (OK, Maradona lo hizo siempre, pero se llama Maradona y le metió un gol con la mano a los ingleses). En la Argentina hay como una moda de hablar pestes de SADAIC, la sociedad que cobra los derechos de autor, por parte de los que no saben ni qué es SADAIC o que sólo fueron una o dos veces a ver cómo registraban un demo, mientras que los que trabajan profesionalmente casi siempre dicen “yo he oído gente que se queja pero yo no tuve ningún problema”. Hay muchas cosas deprimentes en el mundo como para encima andar aguantando a un mala onda que se queja de gusto. Si uno aspira al profesionalismo es mejor no emitir tanta mala onda y esperar a ver qué pasa. A lo mejor los cucos no son tan cucos y los que se quejan de SADAIC se quejan porque la cola para cobrar siempre la hacen otros, no ellos.

 

 

 

 

3) No vivas criticando a los que tienen éxito

 

Esto es un corolario de lo anterior. Anécdota personal: cuando yo era MUY joven, alrededor de 1991, hacía música electrónica en una Commodore 128 (mi papá compró una PC 386 con Windows 3.1 en el ’92). La música “techno” había estado de moda los años anteriores, pero por esa época salieron Nirvana y la movida latina con Luis Miguel y sus boleros a la cabeza. Por supuesto, cuanto veinteañero aspirante a músico electrónico que veía a las mujeres orinarse por el mexicano vivía hablando pestes de Luismi. Que era un mediocre, un idiota, un gordo infeliz sin talento que cantaba canciones viejas… Hasta que alguien nos hizo ver que nosotros que éramos tan vivos grabábamos cosas en unos multipistas a cassette y a lo sumo íbamos a lo de Lapo Gessaghi (músico del sur, guitarrista, Berklee, ex productor de Nito Mestre etc. Groso, pero no era comparable a los tipos que laburaban con Luis Miguel) a grabar en un ADAT de 8 canales, mientras que Luismi que era tan idiota grababa en los mejores estudios con los mejores arreglistas y músicos, cantaba bien, los temas tenían unos arreglos increíbles, y encima vivía de gira y saliendo con las mujeres más hermosas.

Ahí tuvimos que admitir algo: ESTÁBAMOS CELOSOS. Y lo que era peor, SE NOTABA.

Y lo que era peor, eso era una de las cosas que separaban a los amateurs de los profesionales: a Lapo y sus amigos no les molestaba en lo más mínimo Luis Miguel y su éxito. Decían: “no es lo que me gusta pero está muy bien hecho”. Cada vez que escucho eso sé que es un código de los que son profesionales. Como ellos saben lo que cuesta grabar una mísera canción en 8 canales afinada, se sacan el sombrero ante lo complicado que es grabar un súper hit. Sólo el que no hace nunca nada se cree que es fácil o cuestión de “suerte”. Si reemplazamos Luis Miguel por Diego Torres, Britney Spears o quien sea queda como más actual.

 

 

 

 

4) Olvidate de Van Gogh

 

Todo lo anterior termina derivando en una lógica que es muy extraña que sería más o menos así: “Fulano, que es exitoso, es un idiota. Yo, que soy un desconocido y no soy exitoso, debo ser genial.” Cualquier estudioso de la lógica aristotélica les dirá que la conclusión es falsa, pero el ego herido no tiene mucho aprecio por la verdad. Aunque como todo esto es un poco obvio, la frase anterior suele reemplazarse por otro postulado más refinado. “El público que compra discos es idiota, por lo tanto los músicos exitosos son idiotas que hacen música para idiotas. Dado que yo no soy exitoso, es porque soy un genio que hago música para las (muy) pocas almas sensibles que logran llegar a las elevadas alturas que llega mi arte. Los idiotas jamás podrán comprenderme.” (La definición de “idiota” es “todo aquel que no compre mis cosas” mientras que “alma sensible” es “todo aquel que sí lo haga”, aunque se trate de un deficiente mental). Todo esto en algún momento suele reforzarse por “después de todo Van Gogh nunca vendió un cuadro en su vida”

Eso es cierto, pero también es una falacia. Van Gogh no vendió cuadros, más que nada, porque estaba loco, o al menos seriamente esquizofrénico (en una época sin psicofármacos ni psicología donde la terapia más común era un chaleco de fuerza y baldazos de agua fría). Era incapaz de realizar actos que cualquier hombre realiza todos los días, tenía dificultades para relacionarse con la gente, tenía alucinaciones, estuvo internado, se cortó una oreja (sin anestesia) y su hermano lo mantuvo. Es más, al parecer el extraño efecto puntillista de sus cuadros estaba basado en las alucinaciones visuales producidas por su mal. ¿Te gusta el arte? ¿Por qué no imitás a Dalí, Picasso, Miguel Angel o Andy Warhol, que fueron inmensamente famosos y ricos mientras estuvieron vivos? Después de todo Van Gogh hubo uno solo y hubo muchos otros que nunca vendieron un cuadro y no sabemos ni que existieron.

 

5) Los plomos suelen tocar bárbaro (a veces mejor que los músicos)

Esto es algo que los rockeros saben bien. Los “plomos” o “roadies” (los que cargan las cosas en los shows) suelen ser músicos, amantes del rock and roll, y suelen tocar instrumentos, muchos de ellos muy bien. Ahora, por alguna razón son plomos y no músicos profesionales. Es decir, NO ALCANZA CON SABER TOCAR. Hay que saber tocar, pero también saber hacer negocios, cerrar tratos, firmar contratos, llegar temprano a los ensayos, saber qué hacer cuando las cosas no salen como uno lo planeó, saber en qué equipos invertir, refrenarse de seducir a las coristas, etc. etc. etc. Si fuera tan fácil todo bobo que se pasó un año sacando temas de su CD favorito sería un músico profesional. Pero no es tan fácil. Ni llegar a músico profesional ni seducir a las coristas. Che, dejen de papar moscas y suban estos Marshalls al escenario.

 

 

 

 

 

Sigue....

  • Like 1
Link to comment
Share on other sites

Aqui van los 5 puntos restantes

 

 

 

6) No te intoxiques (drogas alcohol etc. etc.)

Cuando digo esto siempre hay alguno que se me ríe en la cara. ¿Qué clase de músico no consume toda clase de drogas, alcohol e incurre en excesos de todo  tipo, tanto físicos como sexuales? ¿Acaso no me enteré de los años sesenta/ setenta/ etc.? ¿Acaso Charly García no es el mejor y vive intoxicadísimo?

Vamos por partes. ¿Estamos hablando de lo mismo? Yo estoy hablando de TRABAJAR como músico. Eso implica una cierta coordinación psicomotriz. Es decir, si te voy a pagar para que toques, o mezcles, o cantes, y me venís drogado/ borracho/ lo que se, te echo a patadas, yo y cualquiera que se precie. ¿Te atenderías con un dentista borracho? ¿Viajarías en un taxi de uno que está fumado? Hay ciertas cosas que requieren lucidez, punto. No se puede trabajar en esos estados. Acerca de que los músicos incurren en excesos: no, no es muy cierto, y eso es inversamente proporcional a su nivel de éxito. Tipos como Mick Jagger (muy exitosos) se hacen los fiesteros pero van tres veces por semana al gimnasio, salen a correr y toman agua mineral. Si vivieran chupando cerveza tendrían una panza enorme y fofa, cosa que no tienen. El que tiene esa panza sos vos, que te creés muy rockero emulando a tus ídolos. El NEGOCIO de la música mueve MUCHO DINERO. Cuando hay mucha plata en juego, todo el mundo se mantiene sobrio. Si querés intoxicarte hacelo en tu tiempo libre.

 

Acerca de los ’60: Hasta los años ’60 los músicos consumían preferentemente anfetaminas, para sobrevivir a las largas giras y a las pocas horas de sueño. Después se inventó el LSD y vino esa onda de drogarse para ser más creativo. Resultado: tipos que ya eran creativos lo siguieron siendo, y tipos que no lo eran nunca lograron serlo (pero no les importaba porque estaban dados vuelta). Los ’60 fueron los ’60, pasaron 40 años, el mundo cambió. Acerca de Charly (o quién sea): ¿Lo viste de cerca? ¿Creés que las drogas o los excesos aportaron algo bueno a su vida, o será que Charly es Charly A PESAR de las drogas y excesos? De nuevo, si en lugar de imitar el talento de Van Gogh imitás lo mal que le fue, y si en lugar de imitar el talento de García emulás sus adicciones me suena como que estás medio errando el tiro.

 

 

 

7) Cada paso en la carrera requiere reflexión, planeamiento y un porqué

Situación 1). Amigos míos me llaman y me piden contactos de lugares para salir a tocar porque están armando una banda.

Situación 2). Amigos míos me llaman para pedirme gente que tenga programas de radio porque quieren salir en radio (ellos hablando, y sus temas).

Situación 3). Amigos míos me llaman para pedirme datos para editar su CD independiente.

Reacción mía ante tales situaciones: ¿para qué querés hacer eso (1, 2 ó 3)?

Reacción de ellos: bueno, eh… ¿Cómo para qué? Somos músicos.

Sí, sos músico. Pero si vas a tocar (de parte mía, encima) a un lugar sin estar preparado y hacés un mal show, te quemás y no volvés a pisarlo porque no te llaman nunca más. Es preferible ser un desconocido a ser considerado un indeseable.
Es fácil decir “quiero tocar”. Lo que conviene hacer es sentarse y preguntarse: ¿Para qué? (¿presentamos un disco?/ ¿nos queremos foguear?/ ¿queremos ganar dinero?/ ¿queremos tocar en lugares de renombre para tener currículum?/ ¿queremos vender un disco que editamos?) ¿Para quiénes? (queremos que vayan amigos/ gente nueva/ periodistas/ otros músicos). Cada una de estas opciones requiere lugares diferentes, temas diferentes, enfoques diferentes, contactos diferentes.

Lo mismo con un disco. Cualquiera escribe unas canciones acerca de la novia que lo dejó por un fisicoculturista. Lo más difícil es grabarlas bien, masterizarlas, editarlas, hacer un buen CD y después distribuirlo, hacer la prensa, etc. etc. y finalmente VENDERLO. LA MAYORÍA DE LAS EDICIONES INDEPENDIENTES DE CD’S TERMINAN EN EL PLACARD DEL ARTISTA, haciendo renegar a la madre/ esposa que no tiene lugar para guardar sus zapatos. ¿Por qué? Porque recién cuando el tipo ve las cajas de CD’s en el piso de la casa empieza a pensar qué va a hacer con eso.

Ni hablemos de la situación 2) (radio). Dos (ex) amigos míos me llamaron para que los escuchara en un programa de radio. Yo les dije: “ojo, que hablar por radio no es fácil”. No lo es en absoluto. En la radio no puede haber silencios, hay que hablar todo el tiempo, SE TE OCURRAN COSAS O NO. Tampoco se puede hacer gestos ni contestar con la cabeza, etc. (se puede, pero nadie te ve). Les dije: escriban las preguntas, practiquen, pónganse de acuerdeetc. Me dijeron: “nah, en Santa Fe siempre íbamo a la radio del Rodrigue” o algo así. Porque eran de [la provincia de] Santa Fe, tenían un acento horrendo de Santa Fe y hablaban comiéndose las eses [como se habla en Santa Fe] y nombrando a “el fulanito” y “la menganita”, como se hablaba en el pueblo de ellos (sin haberse enterado que en los medios nacionales no se habla así porque choca mucho, eso se los dice cualquier asesor de imagen). ¿Cómo fue el programa? Algo más o menos así, si mal no recuerdo…

LOCUTOR: Chicos, cuéntennos lo que hacen.
(EX) AMIGOS: Eh… Eh…
(Silencio incómodo)
LOCUTOR: Trajeron unas canciones que grabaron, ¿no?.
(EX) AMIGO 1: Somo músico…
(EX) AMIGO 2: Somo de Santa Fe.
LOCUTOR: Qué bien, de Santa Fe, como Fito Páez, como León Gieco.
(EX) AMIGO 1: (Categórico) No.
LOCUTOR: (Extrañado) ¿No son de Santa Fe? Pensé que habían dicho…
(EX) AMIGO 1: No, Gieco no es de Santa Fe
(EX) AMIGO 2: (Corrigiéndolo en el aire, de mala manera): Sí que es de Santa Fe…
(EX) AMIGO 1: ¿Sí? Ah, yo que sabía…
(Silencio incómodo)
LOCUTOR: Ustedes, tengo entendido, hacen música electrónica.
(EX) AMIGO 2: Sí, bah… No, no es electrónica…
(EX) AMIGO 1: (Corrigiéndolo en el aire): ¿Cómo que no es electrónica, R****?
(EX) AMIGO 2: Es más pop…
(EX) AMIGO 1: Si, pero electrónico
(EX) AMIGO 2: Si pero pop, electrónico es dance, para bailar…
(EX) AMIGO 1 (al locutor): Es que algunas cosas son electrónicas, otras más pop.
LOCUTOR: Veo.
(EX) AMIGO 1: El Guillermo siempre no dice, ustede son lo mejore músico eletrónico que conozco…

Les ahorro el resto. ¿Cuesta mucho ponerse de acuerdo en tres ó cuatro puntos básicos para responder? (Como cuál es el estilo de la banda). Pero la cuestión era, querían ir a una radio porque alguno (con tan poca idea como ellos) les dijo: “ustedes necesitan que los pasen por radio” y le hicieron caso. Por suerte habían ido gratis. ¿Se ríen? Hay gente que para hacer estos papelones (ser reporteado en radio) paga dinero. ¿Qué opinó la (poca) gente que los escuchó? Nada bueno, les aseguro. Podría decir el nombre de mis ex amigos pero no lo digo porque igual nadie los conoce (con esa capacidad para la prensa no me extraña). Y no me vengan con “soy músico, yo tengo que tocar para expresarme”. Recuerden el panadero del que hablaba en el primer punto. El panadero, con tal de expresarse, se pone a hornear pan indiscriminadamente sin preocuparse por quién se lo va a comprar, a los dos días se queda sin harina y sin clientes y tiene que cerrar. Tocar en público, vender discos, hacer prensa y ganar dinero haciendo todo esto no es un derecho innato. Son privilegios que te tenés que ganar haciendo las cosas bien.

 

 

8) Leé “El Arte De La Guerra” de Sun Tzú

Sun Tzú era un general chino de hace unos cuantos miles de años que innovó el estilo de guerrear y creó la estrategia militar moderna. Una de sus enseñanzas claves es que EL GENERAL SABIO NO PRESENTA BATALLA SI NO ESTÁ SEGURO DE QUE ESTÁ GANADA DE ANTEMANO.

¿Qué significa esto? Que el general astuto, en lugar de lanzarse contra el enemigo esperando que la suerte esté de su lado, desgasta la posición del enemigo para caerle encima luego. Lo engaña, lo obliga a desplazarse, lo hace moverse cuando los soldados están cansados, hace que se dividan, les obsequia vino y mujeres para que los centinelas se embriaguen y desconcentren, finge retirarse pero se esconde, hasta que los enemigos pierden la moral y sólo quieren regresar a casa. Ahí asesta el golpe mortal.

Pensándolo bien, así actúan los hombres que tienen éxito con las mujeres. Un seductor experto rara vez manotea al tuntún para terminar la noche con una bofetada en la cara y la chica yéndose ofendida. Da vueltas y vueltas hasta que ve señales evidentes de que la chica está con él y sólo ahí avanza, en firme (o en blando, depende de la chica y si va al gimnasio o no). Esto puede demandar quince minutos o un año y quince cenas en el Ritz.

(Si ningún consejo les interesa y sólo se quedan con ese método de conquista, igualmente me sentiré que he dado algo al mundo).

¿A qué voy con esto? Al CD que querían editar mis amigos en el punto anterior, por ejemplo. ¿Para qué editar un CD y gastar plata y esfuerzo? ¿Para ver si “pasa algo”? Las discográficas (que tienen mucha más plata que vos) no hacen eso. Prueban los temas. Agarran un artista con el que tienen un contrato y pasan canciones en radios de provincia, con poca audiencia. Las que pegan llegan a las radios de la gran ciudad, la MTV y el disco. Las que no, se guardan. Editar un CD de un artista y difundirlo cuesta MUCHO dinero. ¿Para qué jugarse si puede irse sobre bases firmes? Si una canción hizo bailar a la gente en un pueblo chico es casi seguro que va a hacer bailar a todo el mundo. Las compañías saben eso, las radios saben eso, los profesionales saben eso. El único que no sabe eso sos vos que hacés tus CD’s y los guardás en tu placard.

Lo mismo hacen algunos productores, pagan ellos la difusión de temas inéditos y después van a una discográfica y les ofrecen editar un hit que está sonando por radio. Para la compañía es negocio redondo (editar algo que ya tiene demanda), para el productor también (puede pedir más dinero). Esto se puede aplicar en infinitos casos. Tocar en vivo, por ejemplo, hacer pequeños shows los miércoles en un lugar casi sin gente, gratis, hasta dar con un repertorio que a la gente le guste, etc. etc. Es una técnica tan vieja como el libro de Sun Tzú

 

 

 

 

9) Olvidate de la “Lealtad” a tus orígenes y amigos

 

Sé que suena duro, pero estamos hablando de vivir de la música no de hacernos populares. ¿Qué significa esto? En la mayoría de las bandas suele haber gente muy talentosa (al menos alguno) tocando junto a absolutos imbéciles que no tienen ni talento ni dedicación. Sin embargo, está como mal visto echar a los imbéciles a patadas por causa de una especie de regla no escrita que consiste en “la lealtad” a los orígenes o al barrio o a lo que sea.

El mundo no funciona así.

El mundo de los negocios, menos. Imaginate a un aspirante a médico que tiene que dar un examen difícil y se reúne a estudiar con uno que le llega tarde, no sabe las cosas, se olvida los libros y los apuntes, llega borracho, etc. ¿Alguien podría decir algo si el aspirante a médico deja de estudiar con él? Todo el mundo aprobaría la decisión, porque sabemos que la MEDICINA es COSA SERIA.

La MÚSICA también es COSA SERIA, porque SOS VOS el músico y porque se trata de TU DINERO. Si un amigo va a tu casa y te roba la billetera y tus 30 CD’s favoritos, ¿lo seguirías considerando tu amigo o lo dejarías de ver? ¿Entonces por qué considerás que echar de una banda o dejar de juntarte con un tipo que te impide progresar profesionalmente es una traición?

Un músico malo (o incluso gordo y feo) es suficiente para que una banda o un proyecto no avance. Le pasó a LOS BEATLES. Cuando George Martin los firmó para Parlophone les dijo que el baterista (Pete Best) era malo. ¿Qué hicieron los muchachos de Liverpool? Llamaron a Ringo Starr, baterista de una banda rival, y echaron a Pete a patadas, que se perdió una etapa bastante interesante de la carrera Beatle. ¿Les fue mal a los Beatles por haber sido “desleales” con un pibe de su barrio que los había acompañado en los comienzos? No me hagan reir.

Como decía en el punto uno, el negocio musical es un negocio, y si hay obstáculos hay que quitarlos del medio. Preferentemente en forma legal (es un chiste). Lo mismo ocurre con tu barrio. Si vivís en un pueblito a 800 km de una ciudad que tiene un semáforo quizás sea mejor olvidarte de tus conciudadanos e irte a la ciudad donde estén las discográficas o el negocio musical, y que tus amigos de la infancia sigan pastando ovejas. Y NO MANDES 800 postales diciendo cómo extrañás a los muchachos de la barra. A los muchachos de la barra les importa tres cuernos si te va bien o no, te piden que vuelvas porque les falta uno para jugar el picado de fútbol los domingos. Por más campechano que sea Paul McCartney (que lo es), ¿realmente creés que va caminando por las calles de Liverpool y va al pub con los viejos amigos de su infancia? No creo que lo haga, en parte porque Pete Best debe seguir caminando por las calles de su viejo barrio con un caño en el bolsillo esperando ver a alguno de sus ex compañeros de banda.

 

TIP: Si el próximo 20 de julio (día del amigo en la Argentina) la pasás solo podés agregarme a tu MSN y chateamos un rato…

 

 

 

10) NO GASTES PLATA al cuete, estás en el negocio de la música para GANAR dinero no para GASTAR dinero

Un conocido, profesor de guitarra y guitarrista, me estaba mostrando unas grabaciones. Mientras pasaban las canciones me contaba las guitarras que había usado. Una Gibson no sé qué aquí, una Fender, una Ibanez, una Yamaha acústica, lo que fuese. En un momento le comenté que no sabía que tuviese tantas guitarras. “No las tengo, sólo tengo dos”, se encogió de hombros. “Son de mis alumnos, me las prestaron para grabar. Hay una especie de regla entre los guitarristas que es que los alumnos suelen tener guitarras más caras que el profesor, y cuando van aprendiendo a tocar las venden y van y compran más baratas”.

Eso me retrotrajo a cuando jugaba al tenis con mis amigos, alrededor de a los catorce o quince años, y teníamos todos las sospechas de que nuestras raquetas no eran adecuadas. En esa época hacían furor las raquetas de grafito y titanio, y solíamos comentar que, con una buena Prince de grafito y titanio, seguramente 

 

íbamos a tener mucho más control en los golpes y el saque. Todos conocíamos a alguien que, gracias a haberse comprado una raqueta nueva, era capaz de pegarle a la pelota de revés sin colgar la pelota en la casa de la vecina. Por supuesto, éramos el tárget de mercado soñado por las compañías fabricantes de raquetas. Ellos nos vendían las raquetas, se quedaban con el dinero de nuestros padres y nosotros íbamos a jugar con nuestras raquetas nuevas, exactamente en el mismo nivel que habíamos jugado hasta ese momento, porque la culpa de dónde iba la pelota no estaba en la raqueta sino en nosotros (digamos quizás un 99,50% en nosotros y un 0,50% en la raqueta para ser justos).

Ridículo como puede sonar eso, el músico amateur hace exactamente lo mismo, con el agravante que los equipos que “necesita” son muchísimo más caros que una raqueta. Las revistas de músicos (Keyboard, Modern Drummer, etc. etc.) y sus auspiciantes saben muy bien que su negocio no es tanto venderle a los profesionales que ganan plata con lo que hacen, que no son de salir corriendo a comprar cuanta cosa sale, sino venderle a los amateurs que suenan como el traste y en lugar de esforzarse en lograr un mejor sonido con lo que tienen salen a comprarse cosas. Ya que hablé de guitarrista, hay una anécdota de Brian May, el guitarrista de Queen. Se cuenta que durante unas grabaciones tenía una molestia en una cuerda en su guitarra (que se hizo él, muchos años atrás) y para que una cuerda no se moviera le puso un chicle. UN CHICLE. Después siguió grabando. ¿Cómo quedó la grabación? ¿El ejecutivo de la compañía les rescindió el contrato por estar mal equipados? No, porque Brian May suena como Brian May tocando la guitarra que toque, porque EL SONIDO ESTÁ EN ÉL no en la guitarra que use, igual que un tenista profesional juega bien con cualquier raqueta (y sólo usa una determinada porque LE PAGAN POR HACERLO).

Y ya que hablamos de eso, convengamos que las compañías que venden instrumentos hacen exactamente lo mismo: eso se llama “endorsement”. Se les paga a los artistas famosos para que usen (o digan que usan) determinados productos para que vaya la gilada y los compre pensando que así van a sonar tan bien como el artista. ¿Y resulta, una cosa tan obvia? Claro que resulta.

No estoy diciendo que no haya que comprarse equipos, hay que tener cosas y hay ciertos aparatos como los samplers Akai, las guitarras Fender y los Shure SM58 que son estándars de la industria y conviene tenerlos tarde o temprano. Pero querer salir corriendo a comprar algo cuando escuchás que lo que grabaste suena mal es una estupidez que sólo te va a hacer perder dinero. Y UNO SE METE EN UN NEGOCIO A GANAR DINERO, NO A PERDERLO. Tal como decía el profesor de guitarra que citaba antes, he visto estudios de músicos de primer nivel equipados con aparatos muy baratos y hasta viejos (pero los resultados son impresionantes) y he visto “estudios” de principiantes equipados con cuanta cosa salió en los últimos seis meses, sin que sus privilegiados dueños sepan cómo sacar un sonido decente de eso.

Mi consejo: comprá cosas básicas, aprendé a sacarles el jugo en un 100% y cuando digas “OK, no puedo seguir grabando sin tener tal cosa” andá y comprátela, usada si se puede para ahorrar. Es más, buscá a algún amateur que se haya comprado el aparato cuando salió y no lo usa y está vendiendo su estudio porque se desilusionó con la música. NO HAGAS lo que hace todo el mundo, que es abrir la Keyboard, Modern Drummer, Computer Music, etc. etc. y decir “oh, salió el nuvo XFG88 con hipersampleado digital magnetizado, Fatboy Slim se sacó una foto con eso, necesito uno, ¿cuánto son 4000 euros en pesos? ¿Dónde está la tarjeta de crédito?” Nadie NECESITA un XFG88 si no podés sacar un sonido decente con el XFG55 que tenés. Y Fatboy Slim es Fatboy Slim porque tiene talento no por las cosas que usa.

Link to comment
Share on other sites

Comparto algunas, otras me parecen boludeces. 

 

Eso sí, tenés que partir de una pregunta básica: quiero ser famoso y pegarla y llenarme de guita? Eso tiene un precio, y no cualquier esta dispuesto a pagarlo. 

 

Si no te importa ser famoso, pegarla o lo que sea, te dedicas a lo tuyo muy tranqui, y listo. 

 

Y quien te dice, en una de esas hasta la podes pegar igual

Link to comment
Share on other sites

Comparto algunas, otras me parecen boludeces. 

 

Eso sí, tenés que partir de una pregunta básica: quiero ser famoso y pegarla y llenarme de guita? Eso tiene un precio, y no cualquier esta dispuesto a pagarlo. 

 

Si no te importa ser famoso, pegarla o lo que sea, te dedicas a lo tuyo muy tranqui, y listo. 

 

Y quien te dice, en una de esas hasta la podes pegar igual

 

Freak, no tengo nada en contra tuyo. Hago esta salvedad para que lo que vaya a decir no te lo tomes personal ni te moleste.

 

Un tipo que toca en su banda hace mucho tiempo, recorrió el mundo con su música y ahora se toma el trabajo de escribir 10 pasajes de la biblia inmensos con un montón de data y la respuesta es "Comparto algunas, otras me parecen boludeces."

 

Repito, no lo tomes a mal... pero al menos copate y contra argumentá sino se siente como que no se valora la información aca brindada.

 

Nada, eso, un abrazo.

Link to comment
Share on other sites

Freak, no tengo nada en contra tuyo. Hago esta salvedad para que lo que vaya a decir no te lo tomes personal ni te moleste.

 

Un tipo que toca en su banda hace mucho tiempo, recorrió el mundo con su música y ahora se toma el trabajo de escribir 10 pasajes de la biblia inmensos con un montón de data y la respuesta es "Comparto algunas, otras me parecen boludeces."

 

Repito, no lo tomes a mal... pero al menos copate y contra argumentá sino se siente como que no se valora la información aca brindada.

 

Nada, eso, un abrazo.

 

Todo bien Pato! El artículo está buenísimo, y me encanta leer lo que escribe o postea Charly, porque sé que la tiene clara y es una fuente piola para el que quiere meterse en esto. 

 

Más que nada lo que me chocó de lo que dijo el autor es la parte esa de "tener que soltar a tus amigos" y no se qué de la lealtad. No me parece un punto excesivamente necesario, pero bueno, puede que me equivoque. 

 

Una cosa es que un músico en la banda sea malo, y otra que por feo le pegues una patada en el culo (u alguna boludez más). 

 

Igual, entiendo que si querés pegarla a toda costa, tenés que vender un poco tu humanidad. Por eso dije: hay un precio que pagar. 

 

PD: El de tu avatar es Milei o flashee?

Link to comment
Share on other sites

Todo bien Pato! El artículo está buenísimo, y me encanta leer lo que escribe o postea Charly, porque sé que la tiene clara y es una fuente piola para el que quiere meterse en esto. 

 

Más que nada lo que me chocó de lo que dijo el autor es la parte esa de "tener que soltar a tus amigos" y no se qué de la lealtad. No me parece un punto excesivamente necesario, pero bueno, puede que me equivoque. 

 

Una cosa es que un músico en la banda sea malo, y otra que por feo le pegues una patada en el culo (u alguna boludez más). 

 

Igual, entiendo que si querés pegarla a toda costa, tenés que vender un poco tu humanidad. Por eso dije: hay un precio que pagar. 

 

PD: El de tu avatar es Milei o flashee?

 

Volviendo a lo de las lealtades, creo que una cosa es un musico malo y otra un musico que solo cumple, que no la descose. SI aun asi, creo yo la banda suena, no veo necesidad de echar a nadie. Y la historia de la musica esta llena de este tipo de ejemplos

 

- Andrew Fletcher de Depeche Mode, un tipo que tuvo suerte, asi de simple. Es un musico que no aporta nada. En vivo, se dedica a aplaudir!!!! Pero aun asi, en sus orígenes la banda sonaba porque el talento estaba en otro lado. Aclaro, es muuuy amigo de Martin Gore, verdadero cerebro de Depeche Mode.

- El bajista de la Renga (Perdon @patricio73) es un tipo que solo cumple. Es duro, no hace nada del otro mundo salvo correr por ahi. Pero bueno, una vez mas, alcanza para que la banda suene.

 

No se me vienen mas a la mente. 

Link to comment
Share on other sites

@@Charly Lucena preparate...te van a saltar a la yugular todos los que la tienen recontra clara y son los Van Gogh de la música...

 

:mrgreen:

En la escuela saque algo de provecho da cada profesor que tuve, incluso de los malos (con el tiempo me di cuenta de que lo eran), porque siempre he tenido como principio que el que sabe mas que yo es alguien de quien aprender. Edited by Burgooss
Link to comment
Share on other sites

Muchachos, al comienzo aclaro quien escribió estos consejos.

 

No son míos. Sólo los estoy compartiendo porque siempre me parecieron piolas.

 

Deben notar que hay varias cosas dichas en sentido humorístico y otras muy en serio.

 

No estan expuestos para agradar, es sabido que a algunos les pueden joder determinados conceptos ahí vertidos.

 

Lo puse porque seguramente le puede servir a alguien.

 

Puntualmente, lo de la lealtad a los amigos....con los amigos se hace un asado. O acaso alguno de ustedes le dona todos los meses la mitad de su sueldo a un amigo fiel??? Pensemos al revés, no se trata de una banda que echa a un amigo, sino de un amigo inescrupuloso que no respeta el enorme trabajo que los demás se cargan al hombro....y él no.

 

No habla de hacerse famoso, habla de trabajar de músico.

 

Yo sé que muchas cosas de las que se dicen en los consejos son complicadas. Por eso están. La complacencia nos suele llevar por caminos demasiado obvios y para poder trabajar en la música, hace falta dejar de lado esas cuestiones.

 

Los "puestos vacantes" suelen ser muy pocos, no hay medias tintas. Se trata de hacerlo u olvidarse por completo.

Link to comment
Share on other sites

Todo bien Pato! El artículo está buenísimo, y me encanta leer lo que escribe o postea Charly, porque sé que la tiene clara y es una fuente piola para el que quiere meterse en esto. 

 

Más que nada lo que me chocó de lo que dijo el autor es la parte esa de "tener que soltar a tus amigos" y no se qué de la lealtad. No me parece un punto excesivamente necesario, pero bueno, puede que me equivoque. 

 

Una cosa es que un músico en la banda sea malo, y otra que por feo le pegues una patada en el culo (u alguna boludez más). 

 

Igual, entiendo que si querés pegarla a toda costa, tenés que vender un poco tu humanidad. Por eso dije: hay un precio que pagar. 

 

PD: El de tu avatar es Milei o flashee?

 

Conozco casos de bandas locales que su búsqueda de integrantes , priorizan la estética antes que el talento.

No digo qué bandas porque el mundo es chico-

Link to comment
Share on other sites

Muy buenas líneas.

Aveces "pegarla" o "ser músico profesional" prioriza el mercado y eso puede dejar afuera de los intereses artísticos creativos, es por eso que chocan algunas de las líneas y no son consejos para tener en cuenta para los que solo nos interesa hacer musica que nos gusta y/o expesarnos artística y musicalmente (como es mi caso).

 

Conozco casos de bandas locales que su búsqueda de integrantes , priorizan la estética antes que el talento.

No digo qué bandas porque el mundo es chico-

 

Hace unos 5 años se me da por mandar un mail a unos chicos que publicaron en un foro y buscaban bajista para grabar cerrar unos temas y grabar demo para un disco. Lo primero que me piden es fotos mias y de mis bajos/equipos.

Como soy bastante fiero, renegado y prejuicioso, preferí cortar la comunicación y dejar pasar la oferta.

Link to comment
Share on other sites

Muy buenas líneas.

Aveces "pegarla" o "ser músico profesional" prioriza el mercado y eso puede dejar afuera de los intereses artísticos creativos, es por eso que chocan algunas de las líneas y no son consejos para tener en cuenta para los que solo nos interesa hacer musica que nos gusta y/o expesarnos artística y musicalmente (como es mi caso).

 

 

Hace unos 5 años se me da por mandar un mail a unos chicos que publicaron en un foro y buscaban bajista para grabar cerrar unos temas y grabar demo para un disco. Lo primero que me piden es fotos mias y de mis bajos/equipos.

Como soy bastante fiero, renegado y prejuicioso, preferí cortar la comunicación y dejar pasar la oferta.

 

Igual tampoco me parece mal eh , la imagen es  mas importante que la música jajaja, Pero quería hacer notar que incluso en las bandas locales emergentes priorizan eso.

 

O sos tremendo músico o sos fachero :P

Link to comment
Share on other sites

Comparto plenamente y si bien hay un dejo de "mirada por arriba de las cabezas de los demás" en el escrito, está hecho con base en la experiencia personal, y con un poco de enfado por las experiencias vividas; como con los huevos un poco inflados de tratar con tanto pomelo del rock.

 

El punto seis, que es el que por reglamento no nos está permitido escribir; es correcto, pero medio anticuado y prejuicioso. 

Link to comment
Share on other sites

Hay una especie de regla entre los guitarristas que es que los alumnos suelen tener guitarras más caras que el profesor, y cuando van aprendiendo a tocar las venden y van y compran más baratas”.

 

...

 

Mi consejo: comprá cosas básicas, aprendé a sacarles el jugo en un 100% y cuando digas “OK, no puedo seguir grabando sin tener tal cosa” andá y comprátela, usada si se puede para ahorrar. 

 

Esto me parece excelente.

Link to comment
Share on other sites

Permitan me desahogarme / expresarme 


Este como el post de Ariel contienen muchas verdades

Yo no tengo como meta vivir de la música pero si hacer una banda  y "laburar" su música, por que soy un enamorado de la misma y no mezclo el amor con los negocios...no voy a conseguir músicos nunca en la vida no?

*Estoy equipado profesionalmente,fuera de que no es meta vivir de la música, que todo lo invertí ahí, pude compararme autos, ahorrar para algo mas grande, de hecho en tiempos pasados, relegue salidas, ropa todo para el Gear y ayudar a mi familia (no era "pobre", pero si humilde)


*Tengo tiempo relativamente libre, fuera de que no es meta vivir de la música, tan en serio me lo tome que renuncie a trabajos por que no me daba el tiempo, hasta que pude acomodarme, trabajo desde los 18 tengo mas de 30


El punto mas "sensible" el que vengo hace años replanteando es "lo desastroso" que debe ser mi música, hace 10 años que me cuesta horrores armar y mantener un proyecto de banda, pero que puedo esperar también? generalmente a mis músicos les digo: "miren que esto no es para ganar plata" "si queres tene esta como tu 2da banda" (por "miedo" a que quieran distorsionar la música para tratar de "venderla" al ser su proyecto numero 1) en pos "infantil" quizás, de lo que creo es la "sinceridad" de la música, es decir , tampoco es "en contra de lo comercial", no es eso.

(como ejemplo)

Nunca me metí en bandas clásicas de Heavy por el hecho de esa manía de tener que hacer un solo a la mitad del tema 

Siempre evite formar algo con un estilo marcado o que "condene" que me levante un día y me salga una base Funk y no pueda hacerlo por que hacemos Metal Sinfónico (True Story & Viceversa)

O hacer Death Metal y no poder hacer un tema "comercial"

-A esa sinceridad hablo yo-

Eso sabiendo que tampoco se, si lo que algo es "bueno", que parámetros tengo? es decir, si tengo, pero es tan contradictorio que uno ya no sabe en que basarse realmente

Lo peor es que por mas quiera dejarlo no puedo, por mas que me choque contra la pared, lo vea y diga, "y si", me cierre todos los puntos del "por que es como es", sigo con eso, no se si es "pasión" pero carece de lógica, es solo un impulso (y un poco de "autismo")

Créanme que si llego a formar una banda va a ser la excepción a la regla en cuanto a ese sentido, 100% puro west

1195798335_f.jpg


*Puede y lo mas probable que la excepción no sea del agrado general  

*Puede y es muy probable que esto jamas suceda y este atrapado en mi propio loopstation!
 

Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Restore formatting

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

×
×
  • Create New...