Club abierto  ·  114 miembros

Club Literario

Acerca de este club

Para hablar de libros y literatura

Ubicación

Kiribati

  1. ¿Qué hay de nuevo en este club?
  2. catorivadero

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    De Asimov están buenísimos los cuentos.
  3. Nico_soda

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Claro, el ambiente no ayudaba demasiado a la lectura.
  4. Carpo

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Mirá Asimov me parece bastante pesadito en general. Muy prolífico y pesadito (he leído algún que otro libro de él, hace décadas ya). En cuanto al stress. Mirá, no sé si tenés la experiencia de viajar a través de Brasil en verano con un calor de cagarse, las ventanillas abiertas de par en par en una catramina que va a treinta y con nada más que hacer. Recuerdo que ir al baño era fumar 'maconha' gratis! Así que en ese entorno 'Fundación', etc era una buena manera de escaparse! Igual es mi valoración personal, te diría que no me des mucha pelota!
  5. Nico_soda

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Si? A mi me gustó bastante! Me falta el tercer libro,igual creo que leerlo todo en un día sí debe ser estresante.
  6. Carpo

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Me leí esta trilogía que llevaba un amigo en un viaje a Río (ida y vuelta en un lechero que le ponía más de un día para hacer Río-Uruguaiana) . Solo decir que no he encontrado algo más pesado y tedioso hasta ahora.
  7. Nico_soda

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Saramago era un genio! Ensayo sobre la lucidez también esta bueno. Después las intermitencias de la muerte, el evangelio según Jesucristo. Tremendo escritor!
  8. catorivadero

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    Los Subterráneos de Kerouac, ya lo estoy terminando. Y empecé de vuelta Rayuela.
  9. Martin Olmos

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Gracias muchachos, prometo la segunda parte para dentro de poco. Saludos
  10. Me entró una basurita en el ojo, buscando la sota que se me cayó.
  11. Gaston Cassata

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Muy buen relato. Felicitaciones!!!
  12. Martin Olmos

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Gracias, y si, me pareció bien aclarar, pero como verás fue inútil...jeje Son esas historias que surgen que da ganas de compartir, más existiendo un espacio así. Saludos
  13. CebTheory

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    como todas mis novias
  14. Martin Olmos

    El rincón de los penitentes

    Gracias!!.
  15. Doyrauch

    El rincón de los penitentes

    Cuánta sabiduría, lindas cosas escribiste. Estas existencialista hoy che (eso es bueno, pensarse, pensar el entorno)
  16. Doyrauch

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Que bien contado que está, me lo devore, quería pasar al renglón siguiente. Felicitaciones. Me gustó la aclaración inicial, y después atrancar con los mares de Neptuno.
  17. Odontorocker

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Muy bueno martin
  18. Martin Olmos

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    No se por que me molesto en aclarar que todo esto es fruto de mi fantasía literaria... P.D: Cuando la vea le mando saludos de ustedes.
  19. Martin Olmos

    El rincón de los penitentes

    Podemos ser el Rey de una gran comarca o simplemente de una pequeña aldea. Todo dependerá de cuanto estemos dispuestos a aceptar, que aquel reino dejó de pertenecernos desde el momento que aceptamos llevar La corona sobre nuestra sien. La realidad nos asalta pocas veces en la vida, cual anciano en su lecho de muerte divagando incoherencias. Es entonces, y solo entonces, que por un instante la cordura emerge, permitiendo reconocer a quienes se acercaron a despedirse. Dicen que al tango se llega de grande, ahí justo cuando empezamos a pegar la vuelta y nuestra perspectiva descansa como si nos sentáramos en la mesa de un café, a matar el tiempo que nos queda. No se extrañan los viejos tiempos, les hablo de aquel cuando las palabras eran como impulsos desenfrenados. No se añora la juventud, puesto que se perderían los logros conquistados. Nos transformamos en espectadores de discusiones que no concluyen, puesto que para nosotros nunca comenzaron. Que nos importa el mañana?, si ya lo hemos vivido varías veces. Observemos como penitentes a quienes se desesperan al ver caer las hojas del almanaque. Puesto que el tiempo es efímero, pero solo para aquellos que no lo comprenden. El ego permite la subsistencia del ser, como en los animales el instinto. Y cuan más grande es el, más pequeño se ve todo. El ego generaliza sus errores, no los detalla, puesto que los asume como probables. S e excusa bajo la defensa que es parte de la condición humana. Un hombre que vive aislado y recluido puede ser un ególatra o un filántropo, pero nunca las dos cosas. Algunos libran día a día una batalla contra si mismos, otros contra los demás. Si estamos solos es por decisión propia, no por que nadie se animó a acompañarnos. Quien se considera incomprendido por los demás, es por que ciertamente primero no se comprende. Distanciarnos no nos aleja de los problemas, al contrario, es la mejor oportunidad que tenemos para verlos de cerca. Cuando la acción contraria de un allegado nos entristezca y no nos enfurezca, será señal de que comenzamos a transitar el camino correcto. Quien busca diferenciarse de los demás, no hace más que asemejarse. Contrariamente, quien busca acercarse, no hace más que diferenciarse. Hay establecido un equilibrio único inmerso en cada uno de nosotros, de otra forma seríamos animales o simplemente espíritus. Un impulso inconsciente nos lleva a plantear una duda silenciosa. De qué tal vez no todo sea cómo se enseña, y esto no está sujeto a la razón. Puesto que de ser así, solo sería necesario un cálculo que lo compruebe. Quien prejuzga ignora las leyes, y quien juzga lo hace sin ser juez. La agonía en la muerte suele ser el último esfuerzo de quienes persisten en evitar un nuevo comienzo. Saludos.
  20. Sevenseas

    Historia de otros (Me enamore de una scort)

    Se me cayo una lagrima, recordando el ayer...o el anteayer, no recuerdo a causa del licor...
  21. Viejo piraton jajaja Me encantó! Muy buena historia
  22. "Los hechos y personajes que a continuación podrán leer, no tienen ninguna relación con personas reales. Es una historia escuchada al pasar, que tome como propia solo para darle un hilo al relato". Decidido a dejar caer el parche, cual pirata agotado de navegar durante años los siete mares de Neptuno. Cansado de evadir con astucia peñascos y la persistente sospecha de la corona, casi como un fantasma incapaz de asustar. Me bajo en el puerto justo a tiempo cuando la vida, con la avidez de un crupier, vuelve a darme una mano que no desaprovecho, dejando para otros el cofre los tesoros ya conquistados. Pasaron los años, y un día como tantos, la añoranza de los viejos tiempos dibujaba una mueca en mi sonrisa. Pero los tiempos habían cambiado tanto como yo. Ahora disfrutaba de la lectura en compañía de algún añejado licor, perdía la tarde en el café, o simplemente planificaba el próximo viaje en compañía de un entrañable amigo. Sin embargo, fruto de una inquietud incesante, comienza a crecer en mi la idea conocer un servicio al que siempre le fui renuente. Por prejuicio, o simplemente por que perdía algo que realmente disfrutaba, el desafío de la conquista. Un vistazo a los medios de difusión me permito encontrar una exótica y variada oferta. Sin embargo, nada me resultaba atrayente. Quizás la exagerada exposición de las oferentes, o la incomodidad de someterme a pagar por una necesidad tan ancestral como el deseo de respirar. Es entonces, que un anuncio entre muchas llamo mi atención. Su peculiar nombre me rememoraba a una vieja artista de variedades. El rostro, disimulado entre un lacio cabello, apenas permitía imaginar sus labios. Su delicado cuerpo se extraviaba entre los mas variados encajes, pero sin descuidar una indudable sensualidad, que dejaba en cada paso de baile como si se tratase de una audición. Prometía discrecionalidad solo a caballeros respetuosos, no se subía a autos, no visitaba departamentos y solo aceptaba contactos con foto visible. Detalles de cuidado que seguramente desalentaría a los intrépidos, pero que no pasaban desapercibidos para quien no juzga solo por el precio. El tiempo transcurrió sin sobresaltos, hasta que un día decido contactarla. Concretamos fecha y lugar sin demasiados preámbulos, el dialogo justo, casi como quien toma una cita ejecutiva. Llegado el momento, se presenta puntual. Ella era una joven como tantas otras que uno podría cruzarse en una reunión social, amable, educada y atenta. Le confieso que disculpara si mi trato en la comunicación inicial no era el que esperaba, pero mi experiencia en la contratación de estos servicios era absolutamente nula. Se vio sorprendía ante mi confesión, y me respondió casi complice con una amable sonrisa. No obstante, todo se inicio con una charla trivial, que de a poco fue involucrando temas y aspectos impensados para un encuentro de esta naturaleza. Al rato, y más allá del inusual vinculo que se generó, el momento para el cual estábamos convocados da comienzo. Se desprende de su ropa casi como en un juego, luego toma algo de su cartera casi sin mirarla, con la destreza de un ciego. Voy tan a destiempo que siento la necesidad de pedirle que se relaje, que no hacia falta seguir un libreto. Como suplicando que suelte al personaje que interpretaba, cual la más habida actriz que conoce su papel. Inconcientemente no deseaba ser participe de una obra por la cual había pagado, quería ver a quien se insinuaba detrás de esos ojos que cerraba en cada acercamiento, como buscando escaparse. Extrañamente (o no), la noche anterior al encuentro, pude intuir casi con la certeza de una pitonisa, lo que sucedería esa mañana en algún lugar de Buenos Aires. Fue en medio de la noche, en aquel lugar que reina Morfeo, donde se citan quienes deambulan por el umbral que existe entre la vigilia y el sueño. Llegado el momento de separarnos, promesas de reencuentros con un café de por medio y el envío de alguna información que se relacionaba con nuestra charla, cerro la despedida. Deje pasar los días, y ya cuando la neblina empezaba a disiparse de mis pensamientos, le envié un mensaje con las referencias prometidas. El agradecimiento no tardo en llegar, lo que dejó abierta la posibilidad de que esta historia prosiga. Saludos
  23. Leo Fender

    Encontrar tu Lugar Para Escribir

    yo necesito el silencio, la soledad, en mi casa una buena hora que encontré es a la noche cuando todos duermen, el tema al otro día con las obligaciones se complica, pero por ahí en los baches del día pensando en algo o refleccionando se me ocurren cosas que las apunto y luego las desarrollo, también así llevo conmigo siempre un "grabador de periodista" o se puede decir grabador de voz que donde este me da la posibilidad en pocos segundos de volacar lo que se me ocurrió y luego desarrollarlo. y es hasta mas rápido que buscar el bolígrafo papel y demás. Pero sin dudas amo la paz y quietud de la noche y su silencio, y con la complicidad de un Chivas mejor.
  24. Martin Olmos

    Encuentro con el diablo

    @Scorch Me alegro que lo disfrutaras. Gracias, un abrazo
  25. GERMAUG

    Lectores: ¿Qué libro estas leyendo?

    al calor del verano de john K.
  26. Yo creo que realmente sabemos que tan bien hicimos las cosas es cuando le soltamos la mano para que caminen solos. Hoy mi hijo de 19 me trae muchos dolores de huevo cabeza, pero es una buena persona, educado y respetuoso. Mi hija tiene 13, así que aún me queda una prueba más por superar. Mis respetos Sr.
  27.